El PPdeG engrasa su maquinaria local a poco más de un año para las elecciones municipales

Feijóo y Diego Calvo en la II Romería Popular del PP de A Coruña
PPDEG
Actualizado 21/04/2018 19:38:06 CET

   Feijóo se da un baño de masas en Santiago en la 'Romería Popular' del PP de A Coruña, que confía en recuperar el terreno perdido en 2015

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Partido Popular de Galicia se encuentra ya en plena carrera para las elecciones municipales del próximo año en las que espera recuperarse del retroceso sufrido en 2015, cuando, pese a mantener su posición como partido dominante de la escena local a nivel gallego, en el ámbito urbano solo pudo hacerse con la alcaldía de la ciudad de Ourense, la provincia en la que reside su único gobierno provincial en la actualidad.

   Si el pasado fin de semana fue el turno de Pontevedra con un acto en reconocimiento a alcaldes y concejales de la provincia ya fallecidos, este fin de semana le ha tocado a A Coruña. Santiago fue el lugar escogido para la segunda edición de la 'Romería Popular' del PP coruñés, un evento que nació el pasado año con vocación de quedarse y que evoca a las grandes comidas populares con las que Manuel Fraga llegó a reunir a 10.000 personas en el Monte do Gozo.

   Unas 4.000 personas, según el PP de A Coruña, llegadas de los 93 municipios coruñeses en sus coches particulares y en más de 60 autobuses fletados para la ocasión se dieron cita en el recinto ferial de Amio, a las afueras de Santiago, donde pudieron disfrutar de un menú popular que también recuerda a los tiempos del 'fraguismo': empanada, pulpo y 'carne ao caldeiro' a 20 euros por comensal.

   Aunque inicialmente estaba previsto que el municipio de O Pino volviese a acoger la romería como ya hizo en la primera edición, el largo invierno que ha vivido Galicia este año provocó el cambio de planes y que la cita se trasladase al recinto ferial de Amio, un lugar marcado en las páginas recientes de la política gallega, pues fue allí donde el BNG celebró una asamblea nacional que certificó su fractura, dando inicio a un proceso que ha transformado el panorama político de Galicia.

   En su intervención, el presidente autonómico y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, no desaprovechó la coincidencia de encontrarse en el mismo lugar en el que el nacionalismo gallego puso fin a años de unidad. De Amio salió el BNG fragmentado en tres partes y una de esas patas dio lugar al nacimiento, años más tarde, de las mareas municipalistas a las que, ahora, los populares tratan de arrebatar los gobiernos de las ciudades coruñesas: Santiago, Ferrol y A Coruña.

   Feijóo contrapuso aquel episodio de "división, fractura y decepción" del nacionalismo gallego con la "unidad" que ha exhibido su partido este sábado en Amio, un lugar que, según el mandatario, "será a partir de hoy un sinónimo de proyecto de unión" gracias "al partido que más se parece a Galicia".

OBJETIVOS: A CORUÑA, FERROL Y SANTIAGO

   El amplio recinto de Amio ya estaba repleto cuando hizo acto de presencia el presidente gallego, acompañado a su entrada por el presidente provincial del PP de A Coruña, Diego Calvo; el secretario xeral del PPdeG, Miguel Tellado, y varios de los responsables municipales en la provincia, como Rosa Gallego (A Coruña) y Agustín Hernández (Santiago).

   Tampoco faltaron a la cita los conselleiros de la Xunta de la provincia, como Ángeles Vázquez (Medio Rural), Beatriz Mato (Medio Ambiente) y José Manuel Rey Varela (Política Social). Precisamente estos últimos --Mato y Rey Varela-- y el también exconselleiro Agustín Herández figuran en las quinielas para convertirse en los cabezas de lista de los populares en A Coruña, Ferrol y Santiago, respectivamente.

   Y es que recuperar los gobiernos de las tres ciudades coruñesas es uno de los objetivos primordiales que figuran en la agenda del PP para las elecciones locales del próximo año, cita en la que también confían en que redimirse del revés sufrido en 2015 en el ámbito urbano de la provincia sirva a los populares para volver a hacerse con la Diputación, hoy en manos de PSOE y BNG.

   Frente a la "parálisis" y el "desánimo" que, según Feijóo, han instalado en Ferrol, A Coruña y Santiago los gobiernos de las mareas municipalistas, el mandatario popular ha reivindicado la "humildad", "potencia" y "solidez" del PP: "el partido demócrata de verdad de Galicia y de España".

   Con todo, los populares son conscientes de que superar en número de votos a sus adversarios no es suficiente para hacerse con las alcaldías, como recordó Diego Calvo en la apertura del acto. "Tenemos el listón más alto que el de los otros", apuntó el expresidente de la Diputación en referencia a los "pactos de perdedores" que obligan al PP a "trabajar por una mayoría". "Otra cosa no nos vale", apostilló.

PULPO, 'SELFIES' Y ORQUESTA

   Terminados los discursos de Calvo y Feijóo, la comida hizo acto de presencia y fue recibida con aplausos de los comensales que, repartidos por municipios, abarrotaban las largas mesas instaladas en el recinto, donde también había inchables para los más pequeños y un futbolín en el que la organización juvenil del PP, Novas Xeracións, organizó un torneo.

   Después del postre y el café, fue el turno de las fotos, siendo Feijóo uno de los más solicitados. Luego de casi una hora de 'selfies' y fotografías con las distintas "familias" locales del partido, el líder del PPdeG abandonaba Amio acompañado, esta vez, por Tellado, Beatriz Mato y Agustín Hernández cuando la orquesta 'Finisterre' comenzaba a poner la nota musical a la jornada con sus primeras canciones.

Contador