El PPdeG presiona a Villares para que se pronuncie sobre la diputada de En Marea

La diputada Paula Quinteiro de En Marea
EN MAREA - Archivo
Actualizado 21/03/2018 15:26:06 CET

   Tellado afirma que cada "minuto de silencio" del portavoz "precipita" a Quinteiro a la dimisión y el grupo guarda silencio públicamente

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El PPdeG presiona para que el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, se pronuncie sobre la situación de la diputada Paula Quinteiro, que el pasado sábado se vio implicada en una disputa con la Policía Local que realizaba un control nocturno a raíz de una denuncia de un vecino por actos de vandalismo en una calle céntrica de la ciudad.

   Si en la sesión plenaria el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pidió explicaciones directas a Villares, que contraatacó preguntado al mandatario autonómico por qué delegado del Gobierno "le informó" sobre la existencia de las fotos con Marcial Dorado; algo más de una hora después ofreció declaraciones a los medios el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, para insistir en que el portavoz de En Marea debe salir públicamente a dar o retirar su apoyo a la diputada.

   También las intervenciones en la Cámara autonómica, que este miércoles ha acogido el debate de varias proposiciones no de ley, han estado salpicadas de menciones a la situación que se dio en la madrugada del sábado al domingo en la capital gallega.

   En esta línea, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se sumó a la petición de explicaciones cuando acudió a responder una interpelación parlamentaria que firmaba la diputada Paula Quinteiro y que, finalmente, ha defendido en la tribuna la parlamentaria Paula Vázquez Verao.

   Así, Rueda ha lamentado que Quinteiro tuviese ocasión de desarrollar "tareas parlamentarias el sábado por la noche", incluso "interpelaciones" --en referencia a una declaración que el atestado policial atribuye a la parlamentaria--, pero "no tenga tiempo de defender una interpelación" en la Cámara autonómica.

QUE DIGA SI LA APOYA

   "Queremos saber si Villares respalda o reprueba el comportamiento de una diputada de su grupo que se vio involucrada en un episodio de utilización de la violencia en la calle", ha manifestado Tellado, que ha comparecido junto a la viceportavoz del Grupo del PPdeG, Paula Prado.

   Tellado ha señalado que se trata de un caso "muy grave de utilización de prerrogativas parlamentarias para impedir una identificación policial" y ha enfatizado que lo ocurrido "afecta a la dignidad de la Cámara". "Una vez que uno sale de este Parlamento somos ciudadanos normales", ha advertido.

   Así, aludiendo a que el atestado policial recoge que Paula Quinteiro esgrimió su carné parlamentario y llegó a decir que "no sabe con quién está hablando", Tellado afeó esta actitud y advirtió: "Cada minuto que pasa sin que Villares se pronuncie empuja a esta diputada hacia la dimisión".

   "No hay lugar en Galicia para que lo que las redes sociales ya llaman 'mareaborroka'", ha remarcado el también parlamentario gallego, que no se quiso pronunciar sobre la situación de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, al respecto de la información que publica 'eldiario.es' sobre su expediente académico de máster, aunque sí ha dicho que "todos los que se dedican a la política tienen que estar permanentemente dando explicaciones".

   Tellado ha insistido en que "cada minuto que pase sin que hable" Villares, está "precipitando a la diputada camino de la dimisión". "Lo que procede", ha dicho, son "explicaciones claras, contundentes y nítidas".

REUNIÓN DE GRUPO

    El Grupo Parlamentario de En Marea se reunión este martes, tras el pleno, para abordar la situación de la diputada Paula Quinteiro, después de que trascendiese públicamente su implicación en una disputa con la Policía Local, aunque una de las personas próximas a la parlamentaria, Luca Chao, no acudió.

   Fuentes del grupo parlamentario han apuntado a Europa Press que la diputada de En Marea e inscrita de Podemos --pertenece a la corriente Anticapitalista-- dio su versión de lo ocurrido el pasado sábado, cuando agentes se acercaron a un grupo de jóvenes en el que ella estaba para realizar identificaciones, a raíz de recibir una denuncia de un vecino alertando de que se habían roto varios espejos retrovisores de coches estacionados en una céntrica calle.

   La formación que lidera Luís Villares se remite a las explicaciones dadas por la diputada y ha vuelto a evitar este miércoles realizar un pronunciamiento público. El portavoz de En Marea no entró en la cuestión y únicamente ha respondido a las interpelaciones realizadas por el presidente pidiéndole que aclare quién le "informó" de las fotos con Marcial Dorado y, fuentes del grupo consultadas por Europa Press, se remiten a esas declaraciones.

ATESTADO POLICIAL

   El atestado policial señala que la patrulla encontró a un grupo de 15 jóvenes, uno de ellos con gorro verde --lo que coincidía con la denuncia del vecino-- y otro con una botella de cerveza que "mostraba actitud de intentar golpear diverso mobiliario urbano" y que llegó a gritar "Policía, hijos de puta". Los agentes solicitaron la dotación de otra patrulla en ese momento y se pidieron más refuerzos posteriormente.

   Fue en el momento en que intentaron identificar a una de las personas que iban en el grupo cuando sucedió la disputa. Según el relato policial, se pidió al joven que "se mostraba más agresivo y que anteriormente había insultado y hecho una peineta" a los agentes que se identificase y la diputada, que acudió hasta el lugar "llamada" por el chico "se interpuso entre el varón, exhibiendo una tarjeta parlamentaria, tratando de impedir la identificación y dificultando en todo momento la intervención de la Policía".

ACTUACIÓN "DESMEDIDA"

   Sin embargo, Paula Quinteiro afirmó este martes que uno de los policías actuó "de forma desmedida y fue violento" e, incluso, llegó a dejar en el suelo al chico. La Policía señala, por el contrario, que ante la resistencia a identificarse del joven, fue "conducido al suelo donde fue reducido", momento en el que accedió a entregar el DNI, que lo identifica como Fernando B.R., y que también está vinculado con el mismo movimiento político.

   "Mi única intención fue tratar de mediar y de que el problema pasase; en ningún momento obstaculizar. Le dije (al chico) que se identificase", ha afirmado Paula Quinteiro.

NO SE PIDIERON OTRAS EXPLICACIONES

   En este escenario, el Grupo de En Marea se reunió a última hora del martes para recibir las explicaciones de la diputada a las que, por el momento, se remite la formación política. Según las mismas fuentes consultadas no se pidieron en este momento otro tipo de responsabilidades políticas a la diputada.

   Previamente, la parlamentaria había indicado que ya había hablado el propio domingo con el portavoz, Luís Villares, y que había recibido su apoyo, pero fuentes del grupo han querido matizar que no existe un respaldo oficial como tal, sino que por el momento se limitan a aceptar las explicaciones ofrecidas por Quinteiro.