A la presidenta de la Diputación de Lugo no le preocupa una moción

Actualizado 25/06/2015 14:17:02 CET

   LUGO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de la Diputación de Lugo, Elena Candia (PP), ha negado que su elección responda a un 'tamayazo', después de que el voto del alcalde socialista de Becerreá fuese determinante para su investidura. Además, ha asegurado que una eventual moción de censura en la institución provincial no le preocupa.

   Todavía "sorprendida" por su nombramiento en el pleno de este miércoles, Candia ha asegurado que este movimiento "desde luego" que "no" es asimilable a un 'tamayazo', y ha destacado que esta cuestión no le "merece ninguna valoración".

   Preguntada por los medios de comunicación sobre si existe la posibilidad de que se produzca una eventual incorporación del regidor de Becerreá, Manuel Martínez, al gobierno provincial, ha apuntado que "en este momento ese análisis" no está en el "pensamiento inicial" de su partido.

   Candia ha reconocido estar "sorprendida" porque el hecho de que ocurriera esto "era posible, pero hasta que sucedió cabía que fuese de otra manera". Con todo, ha destacado que "es el momento de recordar que esto pudo pasar, al margen de --por-- desavenencias de algún partido político, porque el Partido Popular había ganado las elecciones". "Teníamos 12 de 25 diputados y esa fue una de las razones por las que accedimos a la presidencia", ha agregado.

   Durante una visita a las distintas dependencias provinciales donde se ha presentado ante los funcionarios, tras lo ocurrido y ante la posibilidad de que se pueda presentar una moción de censura que la desaloje del gobierno, ha dicho no temer esa contingencia.

   "No es nada que me preocupa. Nosotros tenemos una hoja de ruta marcada, debemos ser coherentes con lo que pedíamos cuando estábamos en la oposición, y el único pacto y los únicos tiempos nos los marcan los ciudadanos y los vecinos de esta provincia, los que nos votaron y los que no nos votaron también", ha resaltado.

BNG

   Candia coincidió en su visita, en los pasillos del Pazo de San Marcos, con el exvicepresidente y diputado nacionalista Antonio Veiga, quien, en declaraciones también a los periodistas, se ha referido a la posibilidad de presentar una moción de censura.

   En ese hipotético caso, se ha limitado a aclarar que "se tendría que presentar como muy tarde un año antes de convocar las próximas elecciones". "Por eso está todo abierto, todas las posibilidades están abiertas", ha constatado, antes de indicar que "será el BNG a través de sus órganos quien lo decida y quien lo debata".

   Veiga ha advertido de que la presidenta aún tiene que convocar el pleno de constitución del nuevo gobierno y que "tendrá que hacer reuniones con todos los grupos políticos, que es lo que procede en estos momentos".

   "Y nosotros, democráticamente, aceptando lo que ocurrió ayer en el pleno de la Diputación, a partir de ahí, el BNG tendrá que reunirse en sus órganos y analizar la situación", ha explicado.

   "Esta era una negociación que llevó la ejecutiva nacional, ningún órgano del BNG de Lugo, de ninguna de las comarcas de Lugo, estuvo presente en ninguna de esas negociaciones. Esta fue una negociación llevada conjuntamente para las tres diputaciones por la ejecutiva nacional del BNG y representantes de la ejecutiva nacional del PSOE", ha finalizado.