El presidente de la Femp pedirá a Zapatero que los municipios puedan incurrir "como mínimo" en un déficit del 0,2% del PIB

Actualizado 07/11/2008 16:41:35 CET

La Comisión de Diputaciones reconoce la necesidad de "adecuar" la organización de los entes provinciales a las "nuevas realidades"

LUGO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincia (Femp), Pedro Castro, apeló hoy a la actual situación de crisis económica para asegurar que los ayuntamientos tienen "todo el derecho" de poder incurrir "como mínimo" en un déficit del 0,2 por ciento del PIB y, por eso, avanzó que transmitirá esta petición al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reunión que ambos mantendrán en los próximos días.

En Lugo, donde participó en la reunión de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la Femp, el también alcalde de Getafe se mostró "esperanzado" en que el Gobierno central acepte esta propuesta, que, según estimó, supondría un incremento de la capacidad de financiación de las administraciones locales de unos 2.800 millones de euros.

En cualquier caso, anunció que la Femp le planteará a Zapatero que los ayuntamientos tengan el mismo tratamiento que las comunidades autónomas y, para justificar esta petición, argumentó que en situaciones de crisis es importante que los poderes públicos pongan en marcha políticas expansivas para fomentar el empleo y la reactivación económica. "Y los gobiernos locales están en mejor situación que nadie para desarrollar estas políticas", apostilló.

En su intervención, se refirió también a la situación de la negociación sobre el nuevo modelo de financiación local y, al respecto, afirmó que en este momento la negociación "no es cosa de dos, sino de tres", en alusión al Estado, las comunidades autónomas y los gobiernos locales.

Respecto a las enmiendas de la Femp a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009, Pedro Castro destacó la aprobación del incremento en 20 millones de euros del fondo de compensación destinado los pequeños municipios. No obstante, declaró que la Federación "luchará" para conseguir otros 20 millones más que "completen las necesidades" de estos municipios.

ESTATUTO DEL GOBIERNO LOCAL

Además, informó de que antes del 15 de diciembre el Gobierno presentará a la Femp el borrador del Estatuto del Gobierno Local, que incluirá las líneas básicas de la reforma del sistema competencial de los municipios, para que estas funciones sean "más claras" y se posibilite la organización de un nuevo gobierno local capaz de dar respuestas a los ciudadanos del Siglo XXI.

En general, confió en que a finales de año ya estén sentadas las bases sobre la reforma de la financiación local y del nuevo Estatuto, para que a lo largo de 2009 ambos proyectos puedan ser objeto de un acuerdo "satisfactorio" y "con el mayor respaldo político".

Finalmente, el presidente de la Femp se refirió al papel de las diputaciones, cabildos y consejos insulares "como agentes de modernización" de los gobiernos locales que garantizan la igualdad de acceso a los servicios de todos los ciudadanos, con independencia del lugar en el que vivan. También reivindicó su papel como "garantes de los servicios que tienen encomendados los municipios", así como su capacidad para poner en marcha y aplicar políticas concertadas.

COMISIÓN DE DIPUTACIONES

Precisamente, la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias defendió el papel de estas instituciones como administraciones locales de segundo nivel, aunque reconoció la necesidad de "adecuar" su organización a las nuevas realidades y generar una "organización moderna".

Este mensaje lo trasladó en rueda de prensa el presidente de esta comisión y presidente de la Diputación de Barcelona, Antonio Fogué Moia, al término de la reunión de esta comisión, que hoy se reunió por primera vez fuera de la sede de la Femp y en la que se aprobó la llamada 'Declaración Lugo'.

En ella, se expresa el "consenso unánime" para que estas administraciones, con "una organización moderna", permitan abordar los problemas que tienen los municipios, fundamentalmente los pequeños y medianos, que "son la gran mayoría". "Aunque también somos necesarios para los municipios más grandes, pero de otra forma", apostilló.

La 'Declaración Lugo' también aboga por transformar el concepto de la "concertación" que define la relación entre las diputaciones y los ayuntamientos de cara a que se sustente más "en el diálogo y en la concertación de políticas, acuerdos, planes y proyectos". "No somos gobiernos locales intermediarios, sino intermedios, donde los recursos tienen un tiempo de permanencia para optimizarlos y generar modelos de prestación de servicios", explicó Fogué, y añadió que, de este modo, se mejorará los servicios que prestan a los municipios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies