El primer convenio colectivo de orquestas regulará un sector hasta ahora caótico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El primer convenio colectivo de orquestas regulará un sector hasta ahora caótico

Los representantes sindicales dan a conocer el convenio de orquestas
EUROPA PRESS
Publicado 18/11/2016 13:22:53CET

   El sueldo, en función de la facturación de cada empresa, será como mínimo de 1.175 euros en temporada alta en las que menos ganan

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El primer convenio colectivo de las orquestas de verbena de Galicia establece condiciones salariales y de jornada laboral en un sector hasta ahora sumido en el "caos" de la desregulación. Precisamente por ello, este documento aspira a reducir el fraude que supone el cobro 'en negro' en gran parte de las actuaciones que se celebran en infinidad de localidades de la geografía gallega.

   Así lo han destacado este viernes, en rueda de prensa, los representantes de los sindicatos CC.OO., CIG, UGT y CSIF, que, junto a la asociación patronal mayoritaria (AGO, que aseguran que representa al 90% de las orquestas), firmaron este texto "histórico" el pasado lunes, 14 de noviembre.

   "Histórico", según han subrayado, porque se trata del primer convenio colectivo para las orquestas de verbena no solo en Galicia, sino en el conjunto estatal, en un ámbito que en la comunidad autónoma tiene especial incidencia. "Supone un avance brutal", han llamado la atención.

   Y es que, de acuerdo con los números que ha trasladado Teté Pérez (CC.OO.), el documento afectará "directamente" a 4.500 trabajadores, 3.375 hombres y 1.125 mujeres, en todas las fases de la producción. Es decir, no solo implica a los músicos, sino que es también de aplicación a técnicos y todos aquellos trabajadores involucrados en la generación de un espectáculo de este tipo, sea al aire libre o en el interior de salas de fiestas y discotecas.

SUELDOS SEGÚN NEGOCIO

   En lo que respecta a los salarios, el texto, fijado para 2017-2018, establece seis tablas, que recoge Europa Press, en función de la facturación de la compañía y de si se trata de temporada alta o baja. Las centrales han puntualizado que, aunque son unas 300 las orquestas existentes en Galicia, todavía muchas de ellas están pendientes de constituirse como empresa, algo a lo que, desde hace dos años, les obliga la ley.

   Así, la primera tabla se estipula para sociedades con una facturación de hasta 150.000 euros anuales y sirve tanto para temporada alta --de 1 de mayo a 31 de octubre-- como para el periodo de menos actividad --de 1 de noviembre a 30 de abril--. En este supuesto, los sueldos oscilan entre los 1.035 euros y los 1.185, distribuidos en cuatro grupos.

   En un segundo caso, el de orquestas cuyo volumen de negocio llega hasta los 350.000 euros por ejercicio, los salarios, en temporada alta, van de los 1.175 a los 1.365 euros.

   Las nóminas siguen subiendo en un tercer apartado, de empresas que facturan hasta 550.000 euros al año --también en temporada alta--: 1.400 euros en el grupo inferior y 1.610 euros en el mayor.

   Si la compañía alcanza los 750.000 euros, en temporada alta los sueldos deberán ser, como mínimo, de 1.620 euros para el grupo cuatro, y de 1.860 para el primero.

   En el escenario de más de esa cantidad (750.000 euros en temporada alta), las cuantías que deberán percibir los trabajadores ya ascienden a 1.993 euros (grupo cuatro) y 2.188 euros (grupo uno).

   Por último, el salario mensual en temporada baja para todas aquellas orquestas que ganen más de 150.000 euros anuales será de 1.175 euros, en el menor de los casos, y de 1.365 euros, en el mayor.

LO QUE SE COBRABA HASTA AHORA

   Pedro Pérez, de la CIG, ha llamado la atención sobre que estas condiciones económicas llegan a un campo en el que los profesionales estaban cobrando unos 30 euros al día de salario bruto por cada jornada, que equivalía, según ha explicado, a cada actuación.

   Estos números, en un contexto en el que las empresas facturan de 1.800 a 4.000 euros por espectáculo, no eran creíbles, según ha advertido el sindicalista, que se ha preguntado que "cómo es posible". Al respecto, ha concluido lamentando que es sabido que en esta actividad el dinero "entra en blanco", desde las comisiones de fiesta, y "se convierte en negro".

CONVENIOS "MISERABLES" DE EMPRESA

   Pérez ha criticado duramente a la otra asociación --constituidas ambas en verano--, Asevega, "minoritaria" ya que engloba a un 10% de las orquestas y que se retiró de la negociación del convenio tras la penúltima reunión. Según ha acusado, lo hizo para "torpedear" las conversaciones y mientras fomentaba "sus convenios miserables" de empresa, con esos salarios de 30 euros por jornada.

   "Vamos a estar encima y nos van a tener enfrente", ha avisado, después de cifrar en 10 los convenios de empresa suscritos al tiempo que se negociaba. Debido a las reformas laborales, para los profesionales afectados por estos documentos no rige el convenio colectivo. Sin embargo, Teté Pérez ha esperado que en un plazo "razonable" estas compañías también se pasen al texto marco.

   De hecho, el representante sindical de la CIG ha asumido que esta actividad, por sus características, conlleva "mucha rotación" de empresas, por lo que ha visto el contrato fijo-discontinuo como el "ideal" para dotar al trabajador de estabilidad, pero también se ha referido al temporal y ha resaltado que "también hay contratación en invierno".

LA 'SESIÓN VERMÚ', REGULADA

   Raimundo Méndez, de UGT, ha valorado que, al partir de cero, el convenio colectivo firmado el pasado lunes regula cuestiones como la jornada laboral (que pasa a ser de 1.680 horas anuales), los descansos (que antes no se contemplaban), las enfermedades (con una cobertura del 85% durante los primeros 20 días y del 100% a partir de ahí) y las conocidas como 'sesión vermú', que antes ni se pagaban.

   Las empresas también tendrán la obligación de computar los ensayos como jornada laboral, algo que hasta el momento no se hacía, ante la indignación de la parte social; y los profesionales cotizarán "como un trabajador más", de modo que verán factible el acceso a las prestaciones sociales.

   Enrique Pérez, de CSIF, ha reivindicado que, aunque la negociación fue "difícil", ha llegado a "buen puerto", y ahora, en el supuesto de verse en la necesidad, un trabajador podrá acudir a los juzgados a demandar sus derechos.

   Mientras, Pablo Morán, músico de profesión, ha tenido palabras de recuerdo para Benedicto García, cantante, profesor y sindicalista que estuvo vinculado al colectivo Voces Ceibes, y para Ángel García 'Gelo', actual alcalde de Oleiros (A Coruña), por su pionera tarea en este campo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies