Primera reunión a nivel gallego desde la suspensión de la huelga de buses

 

Primera reunión a nivel gallego desde la suspensión de la huelga de buses

La estación de autobuses de Santiago, durante la huelga
EUROPA PRESS
Actualizado 19/07/2017 11:29:06 CET

Vuelven a verse sin resultados en las mesas para negociar los convenios en Pontevedra, Lugo y Ourense, mientras el avance es lento en A Coruña

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos y empresas del transporte de viajeros por carretera mantienen este miércoles la primera reunión a nivel gallego desde la suspensión de la huelga de autobuses el pasado miércoles.

Lo harán después de que las cuatro mesas provinciales para negociar la actualización de los convenios hayan concluido sin grandes avances, incluso con un "mal" resultado, según las centrales, en lo que respecta a Lugo, Ourense y Pontevedra. Mientras, el diálogo es mayor, aunque "lento", en A Coruña.

Las organizaciones sindicales critican que la patronal "no asume" en las tres primeras "ni el 2%" de incremento salarial acordado la semana pasada a nivel gallego, que fue lo que permitió la suspensión de la huelga indefinida que iba a empezar el jueves.

En declaraciones a Europa Press, los representantes de UGT, CC.OO. y CIG destacan que, en este escenario, este miércoles volverán a sentarse con los empresarios para analizar cómo avanzan las negociaciones para renovar los cuatro convenios provinciales.

"Todo depende de cómo se siente la otra parte", ha destacado la portavoz de UGT, Beatriz Meilán, quien recuerda que la posibilidad de volver a los paros sigue ahí.

Por su parte, Marcos Pérez, de Comisiones, ha lamentado que las empresas "hablan de diálogo" y de "volver a verse el próximo día" del calendario establecido hasta el 2 de agosto, pero "la estrategia es de inmovilismo total".

En Pontevedra, los representantes de los trabajadores piden una subida del 5,8% en los salarios y en Lugo, del 3,6%. En este último caso, en una reunión que ha durado hasta pasadas las 20,30 horas, no se llegó ni a firmar el acta de la reunión.

Este lunes, las reuniones en Ourense y A Coruña concluyeron sin avances y con diálogo, aunque lento, respectivamente, de acuerdo con la valoración de las centrales.

En la provincia ourensana los representantes de los trabajadores reclaman un incremento salarial del 3,8%, pero las empresas no presentaron ninguna contraoferta. En la coruñesa, mientras, solicitan un aumento del 3,6%, y las compañías propusieron un 2,2%.

"NOS ENGAÑARON"

En este contexto, el representante de la CIG, Xesús Pastoriza, ha señalado que las cosas están "en el aire" a pocas horas de volver a verse con la patronal, que "no quiere" negociar mayores subidas que las del 2%. "No vamos a permitir que nos vacilen", ha avisado.

Por otra parte, sobre la decisión de la Xunta de ampliar el plazo para presentación de ofertas para los 41 nuevos contratos que deberían entrar en vigor a partir de agosto, la central nacionalista opina que "parece una broma".

"La consellería nos engañó, dijeron que iban con los tiempos muy justos y ahora sobran plazos", ha criticado Pastoriza, quien, como las compañías, habla de "contratos de verdadera sinrazón", en los que para "20 autobuses" se disponen "47 conductores". "No cuadran los números", avisa.

Así, coincide con las federaciones empresariales en que "no llega el dinero" para todo el personal que ha de ser subrogado, aunque limita las cifras en comparación con las que manejan estas a un déficit de unos 7 millones de euros anuales.

PATRONAL

Por su parte, el presidente de Transgacar, Carlos García Cumplido, ha destacado, en declaraciones a Europa Press, que este miércoles tocará hacer un "primer balance" de las negociaciones de estos dos días, pero ha avanzado que "también se analizarán" cuestiones relativas al plan de reordenación de líneas de la Xunta.

Y es que los empresarios alegan que la "zozobra" en que deja este plan a las compañías, con proyectos "inviables" por el coste de personal, afecta a las conversaciones para actualizar los convenios provinciales.

Así, ha justificado que la patronal de Ourense, por ejemplo, lo que hizo este lunes fue poner "encima de la mesa" la situación, aunque ha admitido que lo hizo con "un poco más de crudeza".

Con todo, ha hecho un llamamiento a poder seguir contando con un escenario de "paz social" y que no haya una vuelta a la huelga, que a su juicio sería "la gota" para el conflicto que afronta el sector.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies