Prisión para otro de los hermanos de Sinaí Giménez

Actualizado 27/04/2016 18:22:46 CET

  

   CANGAS (PONTEVEDRA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) 

   El juez de instrucción número tres de Cangas (Pontevedra) ha decretado este miércoles el ingreso en prisión provisional de otro de los hermanos de Sinaí Giménez e hijo del patriarca del 'clan de los morones', Marino G.J., por su presunta implicación en la trama criminal de extorsión a vendedores de mercadillos ambulantes.

   El magistrado ha acordado, por otra parte, dejar en libertad en calidad de investigada, a la pareja de Marino, que fue detenida junto a él este martes en la parroquia tomiñesa de Amorín (Pontevedra), y que deberá comparecer periódicamente en sede judicial.

   Así, son ya 5 los miembros de la familia en la cárcel por esta causa, en la que se investigan delitos de coacciones o extorsiones, amenazas, organización criminal, blanqueo de capitales y contra la Seguridad Social o, subsidiariamente, de estafa: El patriarca Olegario G.J. --que se recupera en un hospital antes de ingresar en prisión--; y sus hijos Sinaí, Juan Paulo, Saúl y, ahora, Marino.

   Marino y su pareja han llegado sobre las 10,20 horas de este miércoles a la sede judicial de Cangas, donde, según ha indicado con posterioridad el abogado de Marino, Marcos García Montés, sólo él ha respondido a las preguntas que se le realizaron, mientras que ella "se ha negado a declarar".

   La mujer ha sido la primera en salir del edificio judicial, tras acordarse su puesta en libertad, y sobre las 14,50 horas lo ha hecho el hermano de Sinaí Giménez, en su caso esposado y escoltado por efectivos del Instituto Armado, que le introdujeron en el furgón para su traslado a la prisión de A Lama. Previamente, los agentes han metido en el furgón la caja fuerte incautada en la operación.

   La detención de la pareja se enmarca en una segunda fase de la llamada 'Operación Vida', que se inició hace dos semanas con el arresto de otras 11 personas, con varios registros, y la intervención de siete vehículos, varias armas, documentación y una caja fuerte.

   En aquel momento, además del patriarca y tres de sus hijos --en prisión--, fueron arrestados su mujer, Flora; su hija Consuelo; la pareja de Sinaí; el asistente personal de Sinaí; un nieto de la familia; el responsable de una gestoría de Vigo; y otra persona, para los que el juez decretó libertad con obligación de comparecer quincenalmente en el juzgado.

   "INJUSTICIA"

   Para las declaraciones de esta pareja detenidas, al igual que ya se hizo con los demás investigados, se reforzaron este miércoles las medidas de seguridad en el entorno de los juzgados de Cangas --con vallado y numerosos agentes de la Guardia Civil--, donde familiares y allegados de Marino y su pareja han permanecido desde primera hora.

   En distintas ocasiones a lo largo de la mañana, y especialmente durante la entrada y salida de personas de los juzgados, los familiares han denunciado a gritos que las detenciones son "una injusticia", "están haciendo una película con los Morones" y "están pagando los buenos por los malos", y han instado: 'Coged a los que violan niños', 'a por los zamoranos de O Porriño'.

   Una de las hermanas de Sinaí Giménez, Consuelo (Chelo), que fue una de las detenidas hace dos semanas en la primera fase de la 'Operación Vida' y quedó en libertad, ha afirmado a los medios que los miembros de la familia están "dolidos e indignados" ante esta situación y ha sostenido que "no hay pruebas" contra ellos y que "la Justicia está en contra" de 'los Morones'.

   Consuelo también ha comentado que sienten "mucha pena" por lo que está ocurriendo, y ha subrayado que el patriarca del clan de los 'morones', Olegario G.S., quien por su delicado estado de salud se encuentra en un hospital a la espera de que se recupere para ingresar en prisión, lo está "pasando fatal" porque "está muy enfermo y tiene una impotencia muy grande".