El programa Abramos o Círculo ha ayudado a 435 gallegos a paliar sus problemas de control de violencia en pareja

Susana López Abella
EUROPA PRESS
Actualizado 10/09/2012 15:30:48 CET

El coordinador de la iniciativa señala que "cada vez hay más" jóvenes que reclaman ayuda por esta cuestión

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El programa Abramos o Círculo, puesto en marcha por la Xunta de Galicia en 2001, ha prestado atención psicológica en estos años a un total de 435 hombres, todos ellos con problemas de control de la violencia en el ámbito de la pareja y de la familia.

Así lo ha señalado este lunes la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, en una rueda de prensa para hacer balance del funcionamiento del programa desde su puesta en marcha.

Esta iniciativa, desarrollada en colaboración con el Colegio Oficial de Psicología de Galicia, pone a disposición de los participantes estrategias y herramientas para el control de sus emociones, especialmente las tendencias a la violencia.

Un equipo de 38 psicoterapeutas imparte sesiones en toda Galicia, mediante un programa de 10 sesiones que ofrece a los usuarios terapias en las áreas comportamental, cognitiva, afectiva y relacional.

En todo caso, los hombres son mayores de edad con tendencia a conductas violencias en el ámbito de la pareja y de la familia, aunque sin denuncias por malos tratos, que se presten voluntariamente a participar en el programa.

En el periodo 2001-2011, la Xunta ha destinado a este programa un total de 273.400 euros, en el contexto del convenio con el Colegio Oficial de Psicología, que incluye otra línea de atención psicológica a víctimas de violencia de género y a sus hijos menores, al que se ha dedicado un presupuesto de 874.600 euros desde su creación en 2004.

PARTICIPACIÓN

La secretaria xeral ha destacado la progresiva aceptación del programa, algo que evidencia el incremento en el número de usuarios. Así, frente a los cinco participantes de 2001, en 2011 tomaron parte de la iniciativa 69 hombres, la crifra más alta de todo el programa. En lo que va de 2012, asimismo, ya han participado 38 personas.

Además, ha destacado el "alto grado de satisfacción" tanto de los participantes como de sus familias. En concreto, el 80 por ciento de los asistentes consideran que la iniciativa les fue útil para cambiar sus pautas de comportamiento violento.

Según ha indicado Joaquín Prieto, psicólogo coordinador del programa, la iniciativa comienza ayudando a los participantes a identificar y reconocer la responsabilidad de sus comportamientos violentos, que, generalmente, se basan en el "control" de las conductas y decisiones de su pareja, así como violencia verbal y física.

Aunque Joaquín Prieto ha recordado que existe un grupo de hombres "que no quieren cambiar", se ha mostrado satisfecho con los resultados del programa, que se pueden comprobar en el seguimiento de entre un año y año y medio que se realiza a los participantes.

En cuanto a los participantes, llegan de todos los grupos de edad y condiciones, aunque Joaquín Prieto ha recordado que "cada vez hay más" chicos jóvenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies