Un programa de la Fundación Barrié e Instituciones Penitenciarias rehabilitó a 40 presos en 2017 y se renueva en 2018

Convenio Fundación Barrié e Instituciones Penitenciarias
FUNDACIÓN BARRIÉ
Publicado 22/03/2018 16:10:39CET

   "La razón de ser es hacer una sociedad más segura", afirma el secretario general de Instituciones Penitenciarias

   A CORUÑA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Barrié e Instituciones Penitenciarias colaboran en la reinserción social de presos a través de dos programas de ayuda a centros penitenciarios gallegos, cuya inversión total supera los 600.000 euros para el periodo 2017-2019. En el primer año de vigencia, ha permitido mejorar el grado penitenciario de 40 internos.

   Se trata de una iniciativa pionera como modelo de colaboración entre el ámbito público y privado en la que la Fundación Barrié coordina los dos programas participados por Instituciones Penitenciarias, Fundación Roviralta, Feafes Salud Mental Galicia, Fundación y Asociación Érguete.

   El presidente de la Fundación Barrié, José María Arias, acompañado del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y de representantes de todas las organizaciones participantes, ha presentado los primeros resultados de estos programas correspondientes al año 2017, que, entre otros datos, permitió que más de 40 internos consiguiesen mejorar de grado penitenciario.

   "A todos nos mueve el convencimiento de que alcanzar la reinserción de las personas privadas de libertad es un objetivo posible y necesario", ha indicado Arias.

   En este sentido, el director de Instituciones Penitenciarias ha manifestado que "la razón de ser es hacer una sociedad más segura". Así, ha dicho que estos programas son la "mejor inversión" para ayudar en la rehabilitación de los presos y ayudarles en su reincorporación a la sociedad.

MÓDULOS DE RESPETO Y ATENCIÓN DE ENFERMEDAD MENTAL

   El primer programa, el de Módulos y Actividades Educativas, engloba diferentes proyectos acordes con los diferentes grados penitenciarios. Así, para internos de primer grado, quienes viven en módulo de régimen cerrado con medidas especiales de control, se desarrolla el proyecto AUTO-T que tiene como finalidad propiciar cambios de conducta en los presos.

   En total, el año pasado participaron 65 internos en este programa y el 70% de ellos consiguió mejorar de grado e integrarse en el sistema ordinario penitenciario. Además, el 90% no tuvo partes disciplinarios desde que iniciaron el programa.

   Para régimen ordinario, que acoge a presos de segundo grado, se desarrolla el proyecto de "módulos de respeto". En el primer año, de 3.102 expedientes disciplinarios abiertos en todos los centros gallegos, solo el 8% lo han sido en estos módulos y el 83% de los 579 de los trabajos remunerados en los centros son realizados por internos de estos módulos.

   Además, para aquellos presos con enfermedades mentales, se desarrolla el programa de atención integral con el que se busca apoyar y reforzar el programa que ya desarrolla la Secretaría General de Instituciones penitenciarias.

   En 2017 se han atendido dentro del programa alrededor de 166 personas con enfermedad mental y el 95% consiguieron tomar la medicación de manera diaria.

PROGRAMA DE FORMACIÓN

   En paralelo a este programa, promueven otro proyecto de formación de internos de apoyo. Así, de la mano de la Fundación Érguete, se prepara a los presos para realizar un curso a distancia que les permita conseguir el título de Auxiliar de Psiquiatría. El año pasado, el 90% de los 20 internos matriculados obtuvieron su titulación.

   Los convenios, cuya duración es de tres años, cuentan con una inversión económica de 600.451 euros. De ellos, el 58% es aportado por la Fundación Barrié, 15% por la Fundación Roviralta, 14% por Feafes, 8% por la Asociación Érguete y 5% por Fundación Érguete.

   La colaboración se extiende a las cinco prisiones de Galicia, al centro de Inserción Social 'Carmela Arias y Díaz de Rábago' de A Coruña y al Centro de Inserción Social 'Carmen Avendaño' de Vigo.