Prosigue el pleno en Vigo con el acceso prohibido para los trabajadores que lo interrumpieron con sus protestas

Control de acceso al pleno de Vigo
EUROPA PRESS
Actualizado 30/01/2013 18:03:17 CET

El alcalde justifica la medida porque son "gente motivada y con claro ánimo de reventar el pleno"

VIGO, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Vigo se ha vuelto a reunir horas después de que haya tenido que ser interrumpido por las protestas de un grupo de sindicalistas y trabajadores de las contratas municipales, aunque la sesión ha tenido acceso restringido y se ha prohibido entrar al salón a las personas que protagonizaron los incidentes por la mañana.

Tras una breve reunión de la Junta de Portavoces, el alcalde ha tomado la decisión de retomar la sesión interrumpida, aunque la Policía Local no ha permitido el acceso a un grupo de personas. Según han denunciado éstas públicamente, ni siquiera se les ha solicitado identificación.

Así, los trabajadores se han concentrado frente al edificio consistorial, con una pancarta en la que exigen la readmisión de los despedidos en las contratas. También corean consignas en las que critican la "represión" del alcalde por no dejarles estar presentes en el pleno.

EXPLICACIONES

La portavoz del BNG, Iolanda Veloso, antes de iniciar su intervención en el debate de los presupuestos de 2013, ha solicitado al regidor explicaciones acerca de los "criterios" que se usaron para permitir o no la entrada de público. "Que se nos informe de las medidas de control de acceso", ha solicitado.

Abel Caballero ha respondido a la concejal nacionalista alegando que las medidas "son las habituales necesarias para garantizar que se pueda continuar", y se ha referido a los trabajadores vetados como "gente motivada y con claro ánimo de reventar el pleno".

En un momento determinado, el edil del BNG Xabier Alonso se reunió con el colectivo que se quedó fuera del salón y medió ante el concejal de Seguridad, Carlos López Font, para que se permitiera el paso a personas que no hubieran sido identificadas en los incidentes anteriores. Finalmente, dos jóvenes subieron y, durante unos minutos, mostraron pancartas alusivas a los despidos en las contratas, tras lo que abandonaron el salón sin incidentes.