PSA Vigo propone congelación salarial para 2012 y aplicar el IPC real a 31 de diciembre para los siguientes años

Actualizado 07/02/2012 20:11:19 CET

Sindicatos rechazan la propuesta y piden a la dirección que la "reconsidere"

VIGO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La dirección del centro de Vigo de PSA Peugeot Citroën ha propuesto este martes, en la cuarta reunión de negociación del convenio colectivo, la congelación salarial para el año 2012 y, para 2013 y el resto de años de vigencia, la aplicación del IPC real a 31 de diciembre --del año anterior--, además del abono de una prima en función del cumplimiento de una serie de objetivos.

Fuentes de la empresa y sindicales han explicado a Europa Press que se trasladó a los representantes de los trabajadores la "necesidad de abandonar" el IPC previsto como magnitud de referencia y se propuso un nuevo sistema de incremento salarial basado en el IPC real a 31 de diciembre, de forma que para 2013 se realizaría según el IPC real de diciembre de 2012 --y de igual forma para el resto de años--.

A ello, y también a partir de 2013, se suma una prima ligada al cumplimiento de objetivos de seguridad, calidad, absentismo y costes. El importe máximo para esta prima será equivalente al 1 por ciento del salario bruto anual.

Según han explicado las mismas fuentes "se cobrará la parte proporcional a los objetivos que se cumplan". Además, los valores y los objetivos pueden variar en cada año, teniendo en cuenta que la propuesta de vigencia del convenio que hace la empresa es por cuatro años.

SINDICATOS

Por su parte, los sindicatos con representación en el comité de empresa defienden en sus respectivas propuestas aumentos salariales vinculados al IPC.

Según ha recordado el presidente del comité de empresa y representante del SIT, Roberto Fernández Barros, el sistema planteado este martes por la empresa supone una "novedad" pues hasta el momento siempre se habían negociado los incrementos salariales vinculados al IPC previsto. Según ha indicado, en un principio el sindicato "no está de acuerdo" con la oferta expuesta por la dirección, si bien ha explicado que la estudiará en profundidad cuando reciba la documentación solicitada.

En declaraciones a Europa Press, Fernández Barros ha solicitado a la dirección de la empresa que "reconsidere" su propuesta pues "para 2012 supone una congelación salarial".

Por su parte, el portavoz de la CIG, Manuel Domínguez, ha asegurado no compartir la idea de que se produzca una "pérdida de poder adquisitivo" de los trabajadores, por lo que ha considerado que "no es lógico" que se aplique congelación salarial. Así, ha demandado para 2012 el IPC real de 2011 y un incremento de 2,5 puntos y para 2013 el IPC real de 2012 más 1,5 puntos, al tiempo que también propone una cláusula de revisión.

La próxima reunión para la negociación del convenio colectivo está prevista para el martes de la semana que viene.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies