El PSdeG advierte que el decreto de fármacos costará 50 millones a los gallegos, "castigados doblemente" con los ajustes

María José Caride, Diputada Del Psdeg
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:33:28 CET

Caride muestra la disposición para "blindar los servicios sociales y reactivar la economía", pero "no para recortar"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El ahorro previsto en gasto farmacéutico por la aplicación del decreto del Gobierno central será de 50 millones en 2013, mientras que en el segundo semestre de este año alcanzará los 25 millones. Así lo recoge el plan económico-financiero de reequilibrio de Galicia presentado por la Xunta en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), y al respecto de lo cual el PSdeG, a través de su portavoz económica, María José Caride, ha denunciado que los gallegos están "doblemente castigados", puesto que llevan "tres años de ajustes" y volverán a tener otro.

Además, la parlamentaria socialista ha advertido de que en el plan, el Gobierno gallego "no recoge ninguna medida de reactivación económica y de empleo". "No hay ninguna propuesta para responder a la situación económica gallega", ha denunciado María José Caride en rueda de prensa, en la que ha lamentado que "Galicia esté doblemente castigada", pese a lo cual, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "no pidió trato de favor" como se esperaba por sus palabras.

Así, Caride ha denunciado que para los gallegos se incrementará la factura farmacéutica, el transporte sanitario y las tasas universitarias "igual que en el resto de España".

De entre los datos, la diputada socialista ha destacado que los pensionistas y asalariados tendrán que aportar 50 millones de euros en factura de farmacia, derivados de la aplicación del decreto estatal.

Asimismo, critica que el plan económico "contradice que no se va a gastar más" de lo que se ingresa, ya que, al igual que en 2011 al cierre de ejercicio, 2012 se cerrará con "desahorro corriente", es decir, Galicia "necesitará endeudarse para pagar el gasto corriente". "Una situación de debilidad de nuestra situación financiera", ha señalado.

Al hilo de esta cuestión, ha indicado que el cierre de 2012 se cerrará 2012 con un endeudamiento de 7.854 millones de euros, es decir, el "doble" de lo que encontró el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo cuando empezó esta legislatura. Así, la deuda pasó del 6 por ciento del PIB en el primer trimestre de 2009, al 13,68 por ciento al final de 2012.

Ello lo ha calificado de "muy preocupante", toda vez que en la Ley de Estabilidad está recogido que la deuda tiene que ser del 13 por ciento del PIB como máximo. "Este gobierno está acabando las posibilidades de endeudamiento que habrá en las próximas legislaturas", ha avisado, al respecto de lo que ha señalado que la previsión es que suba hasta el 16 por ciento en 2014.

María José Caride ha concluido que la Xunta "está gastando mucho más de lo que ingresa", sin contar con las colaboraciones público privadas. En este sentido, ha señalado que, mientras que en 2009 se pagaban 129 millones en intereses, en 2012 serán 300 millones los que habrá que abonar por este concepto.

"NO MEJORA LA ECONOMÍA"

La diputada socialista ha criticado que todos estos ajustes "no son para mejorar la economía y para reactivarla. "Si todas estas medidas tuviesen un reflejo en la mejora de Galicia y de la productividad, un plan real para el futuro de Galicia, lo asumiríamos entre todos", ha señalado, pero ha desmentido que sea ése el fin y ha lamentado que "no se sabe para qué" se llevan a cabo esas medidas.

Dicho esto, sí ha manifestado la disposición de los socialistas gallegos para "blindar los servicios públicos y para modernizar la economía de Galicia, y para poner encima de la mesa medidas que reactiven la economía gallega, no para recortar". Para ello, dijo, "el PP puede contar con el PSOE".

En este sentido, ha recordado que "hay otras medidas", como son incrementar el impuesto del patrimonio o la creación de una tasa de transacciones financieras. "Creemos que hay vías para intentar, desde las competencias gallegas, reactivar la economía. Ésa tiene que ser una de las prioridades de este Gobierno. No sólo recortar, sino dinamizar la economía", ha propuesto, antes de evidenciar que "sin actividad económica no se puede pagar" la deuda.

Así las cosas, ha demandado al presidente gallego que "priorice el bienestar" de los gallegos, y que "diga no a la invasión de competencias que está haciendo el Estado y que deterioran gravemente los servicios públicos en Galicia".