PSdeG y BNG alertan de que la Xunta "abre la puerta" al copago sanitario en Galicia y el PPdeG lo niega

Actualizado 09/11/2011 15:15:02 CET

Puy defiende que la instrucción deriva de una ley del bipartito y la oposición acusa al PP de "poner trabas" a los más necesitados

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La instrucción de la Xunta sobre la posible sanción a pacientes que hagan un "uso irresponsable" de la sanidad pública ha despertado fuertes críticas por parte de los grupos de la oposición --PSdeG y BNG--, que han acusado al Gobierno que dirige Alberto Núñez Feijóo de "abrir la puerta" al copago sanitario en la comunidad, extremo que el PPdeG niega rotundamente.

En una rueda de prensa celebrada en la Cámara autonómica, el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada, ha alertado de que la sanidad pública está "seriamente amenazada" en Galicia y, tras referirse a los "antecedentes" de los populares en otras zonas de España como Madrid y Valencia, ha destacado la "presteza" con la que Núñez Feijóo aplica esta "bibliografía".

Ante el temor de que la instrucción de la Xunta sea "el aperitivo" de lo que el candidato a La Moncloa, Mariano Rajoy, hará en el conjunto del país si gana el próximo 20 de noviembre, Losada ha explicado que los socialistas han registrado varias iniciativas parlamentarias para conocer el alcance de esta decisión.

A renglón seguido, se ha preguntado si la conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, está "dispuesta a aplicarla" a parte de la población "mayor y semianalfabeta" que vive en la Galicia rural y que "se puede olvidar" de que tenía que realizar una prueba médica. "¿Si se olvidan les van a cobrar la prueba? Que lo digan", ha retado el dirigente socialista, quien ha alegado que "no todo el mundo" tiene "la misma formación ni igual acceso a información".

Convencido de que el concepto de "mal uso" de la sanidad es "técnicamente peligroso", el portavoz socialista ha reprobado, además, que se "profundice" en un sistema "dual" en el que los ciudadanos que tiene más recursos sociales y económicos no sólo tienen la opción de la sanidad privada, sino que también ven más "asegurada" su presencia en el sistema público de atención sanitaria.

"PROGRAMA OCULTO" DEL PP

En la misma línea, el portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, ha transmitido, también en rueda de prensa, la "negativa" evaluación de su grupo en relación a esta medida, y recurriendo a una expresión "de los sioux", ha añadido que es "evidente" que cuando el PP asegura que no establecerá el copago sanitario "habla con lengua de serpiente".

"Es decir, que miente", ha agregado Carlos Aymerich, antes de manifestar su convicción de que el PP tiene "un programa oculto, que es el de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)".

Además de abrir la puerta "al copago", el portavoz nacionalista ha reprobado que los populares aprovechen su paso por la Xunta para poner "trabas en el acceso" a la sanidad pública a "aquellos que más lo necesitan" y se ha referido a un protocolo en el que se insta, ha advertido, a proporcionar solo atención de urgencias "a los llamados PSR --personas sin recursos--". "El que vote al PP el próximo 20 de noviembre sabe lo que está votando", ha zanjado.

"CUMPLIR UNA LEY"

Frente a las críticas del PSdeG y BNG, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy Fraga, ha negado, en declaraciones a los medios, que la Xunta abra la puerta al copago sanitario y ha precisado que la abre a "sancionar" a aquellas personas que hagan un uso "indebido" de la sanidad pública, "cumpliendo responsablemente" --ha añadido-- la Ley de Salud gallega aprobada por el anterior gobierno bipartito.

Puy Fraga ha insistido en que la instrucción de Sanidade "deriva" de una norma aprobada en la pasada legislatura, cuando PSdeG y BNG gobernaban en coalición, y ha insistido en que es "razonable" que en un momento de dificultades económicas se planteee la opción de sancionar a quien haga "un uso indebido" de la sanidad pública, convencido de que lo que debería explicarse es la postura contraria.

Por último, el portavoz popular ha incidido en que los ciudadanos tienen derechos, pero también obligaciones, para posibilitar que se mantenga el sistema público, y ha enmarcado las críticas de los grupos de la oposición a los "días preelectorales" que vive el país, a las puertas de la próxima cita con las urnas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies