El PSdeG propone una comisión para estudiar la reforma del Parlamento

Actualizado 22/01/2014 15:48:26 CET
El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu
Foto: EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, ha pedido al presidente de la Xunta y jefe de filas del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que demuestre que tiene "voluntad de diálogo" para negociar la reforma de la Ley electoral y apoye la constitución de una comisión parlamentaria para estudiarla.

   Con este fin, los socialistas han registrado en la Cámara iniciativas en las que piden que "la posible" reforma electoral se haga a través de una comisión no permanente que reciba "contribuciones de las instituciones y de los agentes sociales más importantes del país", así como "análisis de diversos expertos".

   "Contribuirán a lograr una futura normativa más útil y mejor", argumentan, convencidos de que la reforma de una normativa "básica" no puede ser abordada "desde la posición de ningún grupo político en exclusiva". "Debe obedecer a lograr el mayor consenso que sea posible", han añadido.

   Así las cosas, a través de un comunicado, Méndez Romeu ha señalado que la constitución de esta comisión "será la única vía por la que el PP puede demostrar que sus anuncios y llamadas al diálogo son reales y no una cortina de humo que esconde la imposición de la reducción de diputados".

   En la misma línea, ha incidido en que no aceptar su creación evidenciaría que "el único objetivo" del PPdeG es "lograr rédito electoral" y "facilitar nuevas mayorías parlamentarias para su partido", ya que el trabajo de ese órgano parlamentario podría terminar antes de las próximas elecciones autonómicas.

CUESTIONES A ESTUDIAR

   Si bien el PPdeG propone que la reforma electoral se centre en la reducción de diputados, pasando de 75 a 61, los socialistas optan por analizar diversos aspectos, como el régimen de inelegibilidad e incompatibilidad, la asignación de diputados por circunscripción y la apertura de las listas electorales.

   Asimismo, plantean rebajar la campaña electoral, reformular gastos electorales que actualmente se subvencionan --como el envío a domicilio de las papeletas-- y, entre otros, obligar a que todos los partidos concurran con listas 'cremallera' --con alternancia de mujeres y hombres--.