Los puestos que cuesta cubrir en Galicia, según Adecco

Taller de coches, reparaciones, vehículos
EUROPA PRESS
Publicado 10/07/2018 9:35:08CET

   Según el Informe Adecco sobre perfiles deficitarios y escasez de talento en España

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Oficios, matarifes, estibadores, camareros y delineantes con idiomas son algunos de los puestos que cuesta cubrir en Galicia, según el Informe Adecco sobre perfiles deficitarios y escasez de talento en España.

   En concreto, en la comunidad gallega, señala que son varios los sectores en los que hay escasez de talento, y cita el sector industrial, principalmente en las ramas de automoción, alimentación, metal, madera y el sector portuario, aunque también hay dificultades para reclutar talento en la hostelería.

   "Cada área tiene sus dificultades específicas", advierte. Así, por ejemplo, en la industria indica que escasean desde carretilleros a ingenieros industriales pasando por técnicos de mantenimiento, fresadores, torneros, etcétera.

   En la automoción, según añade, hay problemas para reclutar chapistas, pulidores, pintores, mecánicos, carpinteros, metrólogos y matriceros. En el sector del metal, la mano de obra más difícil de encontrar, para Adecco, es la de soldadores, caldereros o bobinadores; y en el de la madera escasean operarios de CNC pantógrafo, operarios con autocad y delineantes con idiomas.

   En el sector portuario faltan capataces, gruistas y estibadores. Además, en la alimentación faltan oficios como carniceros, charcuteros, envasadores de leche, matarifes y conductores con carnet C. Por último, en la hostelería faltan camareros.

   Las razones para que esto sea así son, según el informe, "variadas". Los oficios, explica, "son muy difíciles de cubrir por el vacío formativo que hay en varias generaciones, lo que hace que no existan muchos perfiles con la formación adecuada para ello".

   Además, señala que "los nuevos perfiles formativos no cuentan con la suficiente experiencia que muchas empresas demandan y, en otros casos, como el portuario, son los nuevos requisitos legales en cuanto a certificados de profesionalidad los que están haciendo que sea más difícil conseguir candidatos, pues algunos de ellos aún no los han conseguido".

   La horquilla salarial en la que se mueven todos estos perfiles, constata Adecco, es "muy variada": desde los 19.000 euros brutos anuales de mínimo que puede cobrar un electromecánico o un soldador con experiencia hasta los 30.000 que reciben los ingenieros industriales.

   Los oficios relacionados con la alimentación y "muchos" de los vinculados al sector industrial "gozan de pleno empleo en Galicia", por tanto, según explica, "las empresas que buscan estos perfiles tienen que ofrecer mejores condiciones económicas para hacer que el talento se mueva de una empresa a otra".