Quince asociaciones empresariales de la frontera hispano-lusa se unen a la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas

Representantes de Riet
Europa Press
Actualizado 27/11/2012 16:06:13 CET

El objetivo de RIET pasa por lograr una "alternativa a la crisis reivindicando las potencialidades" del territorio

VIGO, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 15 asociaciones empresariales de la frontera hispano-lusa se han integrado en la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas (RIET) con el objetivo de "ser más fuertes" juntas y construir "una alternativa a la crisis reivindicando las potencialidades" de este territorio.

Con esta nueva incorporación, fruto de un acuerdo firmado este martes en la localidad pontevedresa de Baiona, la RIET queda compuesta por un total de 27 entidades, entre territoriales y empresariales, de España y Portugal.

El secretario general de RIET, Xoán Vázquez Mao, ha recordado que este caso es el de una "frontera muy dinámica" pero que ha "sufrido ataques extraños como es el caso de los peajes --en las autovías del norte portugués--".

Asimismo, recordó que existen unas "necesidades claras", como la línea de alta velocidad entre Madrid y Lisboa o el tren entre Vigo y Oporto y, en materia de seguridad, abogó por una mayor coordinación de los servicios de extinción en el asunto de los incendios, pues ambas zonas suelen ser "castigadas" por estos siniestros.

De igual forma, defendió otras iniciativas, como la desaparición del 'roaming' telefónico en este territorio o la planificación de parques empresariales para evitar el "dumping" y la "deslocalización" de empresas de una zona a la otra.

En este contexto, la RIET se puso en marcha para unir esfuerzos con vistas a alcanzar estos objetivos. "Junto podemos ser más fuertes", aseguró Vázquez Mao, quien insistió en que es necesario que ambas partes sean "cooperadoras necesarias".

La Red Ibérica incluye actualmente "dos pilares" como son las administraciones locales y las entidades empresariales, si bien ya se está trabajando en el "tercer pilar" que serán las universidades. En ese sentido, Vázquez Mao explicó que se mantendrán conversaciones con las de Vigo y Aveiro (Portugal), tras haberse constatado una "buena disposición" por parte de estas instituciones académicas.

"Se trata de una red madura, con capacidad para proponer", aseguró, al tiempo que indicó que cuenta con una "masa crítica impresionante" para trabajar en su objetivo final de "construir una alternativa a la crisis reivindicando las potencialidades" de España y Portugal. Así, advirtió de que "sólo la unión común puede hacer salir de la crisis".

VALORACIONES

La rúbrica del acuerdo para la entrada en la RIET tuvo como anfitrión al presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, José Manuel Fernández Alvariño, --uno de los firmantes--, quien destacó el "acto histórico de culminación de un sueño" que se ha cumplido este martes. Así, abogó por aprovechar la "oportunidad" que se abre e hizo un llamamiento "a presentar proyectos concretos que impulsen la competitividad y sean creíbles".

Alvariño aseguró que las entidades empresariales transfronterizas asumirán esa responsabilidad. "O jugamos todos, o no jugamos", aseveró el presidente de la patronal pontevedresa, quien recordó que sobre el problema de los peajes portugueses "todavía no se sabe nada".

Por su parte, el presidente de Aiminho, Antonio Marques, defendió la cooperación "entre administraciones y empresas" firmada este martes y apostó por "concentrar la fuerza" en la lucha por las demandas en materia de infraestructuras, los peajes y para tener una "agenda política única, sobre todo para hablar con Bruselas".

El presidente de la RIET y alcalde de Almeida, Antonio Batista, aludió a la actual crisis como el "periodo más crítico de nuestra historia", si bien apostó por tener "esperanza para construir y que vengan tiempos mejores". Además, destacó el "importantísimo" papel de las empresas, por su competitividad y su capacidad para crear empleo.

Finalmente, también participó en el acto el director xeral de Relacións Exteriores e coa UE, Jesús Gamallo, quien abogó por que todos los organismos transfronterizos trabajen juntos y lanzó el reto de organizar misiones comerciales conjuntas entre España y Potugal, incluyendo en ellas a países lusófonos como Brasil y Angola.

JORNADA

La firma del acuerdo materializada en el Parador de Baiona fue el colofón de una jornada sobre cooperación transfronteriza en la que pronunciaron sendas conferencias los embajadores portugués y español, Antonio Batista y Eduardo Junco, respectivamente.

En declaraciones a los medios, el embajador de Portugal en España manifestó su propuesta sobre que la lengua portuguesa sea una opción curricular en el país, de forma voluntaria; de igual forma que el castellano lo es en el país vecino. Según explicó, esta posibilidad "no supone un aumento de costes" y, según defendió, "incluso desde el punto de vista económico tiene sentido aprender portugués", teniendo en cuenta la posición emergente de países como Brasil.

Sobre el tren entre Vigo y Oporto, recordó que se está trabajando en "mejoras" que pasan sobre todo por la electrificación, pues desde la cumbre celebrada en mayo se constituyó un grupo de trabajo sobre esta infraestructura que mantiene reuniones frecuentes.

En cuanto a los peajes en las autovías portuguesas, el diplomático luso consideró que el mecanismo actual con tarjeta y que fotografía la matrícula del coche "es ahora más sencillo", puntualizando que él mismo lo ha comprobado. Así, insistió en que "lo importante es que sea sencillo" y "no parezca un lío" y, tras explicar que también se está trabajando en la integración de los sistemas de telepeaje españoles y lusos, apuntó que "otra cosa es que no guste pagar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies