Quintana ve "disposición" de Lores para un pacto en Pontevedra y admite que "le preocupa más" la situación en Lugo

Actualizado 05/07/2007 18:00:50 CET

Afirma que la presencia del BNG en el gobierno de las diputaciones propiciará "un nuevo modelo" de ordenación político-administrativa

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta y portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, aseguró hoy que ve al alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, con "disposición" para cerrar un pacto con el PSdeG en esta ciudad, pero reconoció que "le preocupa más" la situación en Lugo, municipio donde aún no se ha concretado el acuerdo fijado desde el ámbito autonómico.

Tras participar en un acto en Santiago y a preguntas de los periodistas, Quintana reconoció hoy que en municipios como Lugo o como Pontevedra "aún no fue posible" concretar el acuerdo marco alcanzado por PSdeG y BNG para atender a la decisión expresada por los ciudadanos el pasado 27 de mayo, pero aseguró que "espera que finalmente pueda ser posible en todos los casos".

"Yo confío en que en Pontevedra finalmente haya un acuerdo", aseguró hoy el portavoz nacional del BNG, después de que el proceso negociador en este municipio se interrumpiese por 15 días. No obstante, Quintana puntualizó que para que haya un acuerdo para una coalición se tienen que dar varias circunstancias y apuntó que "una que es indispensable" es que por parte de las fuerzas políticas y de los responsables políticos "haya una lectura correcta del resultado electoral".

En este contexto, defendió que el alcalde de Pontevedra "hizo una lectura muy correcta del resultado electoral", ya que constató que "desde el primer momento" Lores "admitió el resultado electoral, no tuvo la equivocación de echarle la culpa a la gente". "Después de un resultado electoral con pequeño retroceso para el BNG, no sólo acató el resultado, sino que dijo claramente que tomaba nota para enmendarse y aceptó que los ciudadanos querían un gobierno de coalición", recalcó en alusión al regidor nacionalista.

Por ello, Anxo Quintana opinó que esta "buena lectura" de los resultados electorales del 27 de mayo en Pontevedra le "hace pensar y tener la seguridad de que finalmente habrá un acuerdo porque existe esa disposición".

EL CASO DE LUGO

Por contra, admitió que está "más preocupado" por el caso de Lugo, donde socialistas y nacionalistas tampoco se han puesto de acuerdo para formar una coalición. Según el vicepresidente de la Xunta, en este municipio "no se está haciendo una buena lectura del resultado electoral". Así, defendió que "es necesario cambiar esa lectura" y recriminó que "todavía cueste entender que los ciudadanos quisieron que haya un gobierno de coalición y no uno de mayoría absoluta".

En el caso del Ayuntamiento de Lugo, el vicepresidente de la Xunta afirmó que "hay que ser consecuentes con la decisión de los ciudadanos" y opinó que "no está bien abroncar y echar la culpa a los ciudadanos".

De todas formas, el portavoz nacional del BNG reconoció que es "optimista" y que "espera" que en los dos casos, tanto en Pontevedra como en Lugo, "pueda haber finalmente un gobierno de coalición" entre socialistas y nacionalista.

BNG EN DOS DIPUTACIONES

Por otra parte, respecto a las críticas de los populares ante la presencia del BNG en el gobierno de las diputaciones de A Coruña y Lugo cuando defiende que desaparezcan estas instituciones, Quintana ironizó con que "pocas veces el PP puede hacer una declaración tan lógica" y consideró "totalmente normal" que a la oposición "no le guste" esta circunstancia porque "tenían aspiraciones de entrar ellos".

Quintana manifestó que el PP "tendrá que contemplar" como el BNG gobierna --en coalición con el PSdeG-- en las diputaciones y "como utiliza su presencia" para dar "mayor protagonismo a los ayuntamientos" y para conseguir que esos organismos provinciales "no sean un elemento de confrontación con la Xunta".

Añadió que la presencia del BNG en los gobiernos de dos diputaciones gallegas "servirá" para demostrar que se puede "impulsar un nuevo modelo de ordenamiento político-administrativo de país". Detalló que este pasará "por los ayuntamientos, por las comarcas y por las áreas metropolitanas" y añadió que "cada vez dejará a las diputaciones más vacías de contenido en una perspectiva de futuro diferente".

"Para eso va a servir el gobierno del BNG y entiendo que al PP no le guste esta perspectiva pero va a tener que acostumbrarse o cambiar de paso", aseveró Quintana.

Además, el vicepresidente de la Xunta instó al PP a "reflexionar" porqué no van a gobernar y "porqué cada vez pierde más espacios de poder". Constató que un partido político "que no es capaz de dialogar ni de llegar a acuerdos, en un país donde los ciudadanos no quieren mayorías absolutas, pues es una fuerza condenada a la oposición eterna".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies