Rechaza haber estafado a un amigo con un piso y es acusado también de robar 4.000 euros de la comunión de los hijos

Publicado 14/05/2018 14:48:58CET

   La Fiscalía le atribuye en tercer lugar quedarse con 600 euros de unas vacaciones

   A CORUÑA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   Un hombre, acusado de un delito de hurto, otro agravado de estafa en grado de tentativa y otro de apropiación indebida, ha negado haber tenido "intención de estafar" a un amigo suyo, al que presuntamente engañó haciéndole creer que podía conseguir que la propietaria del inmueble --con la que este último no se llevaba bien-- le vendiese el piso donde residía.

   La Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha celebrado este lunes el juicio contra este hombre, acusado también de robar 4.000 euros depositados en la hucha de los hijos de su amigo y de quedarse con 600 euros de unas vacaciones.

   En relación a la simulación de la compraventa de la vivienda donde residía su amigo, el procesado ha negado haber tenido "intención de estafar" a su amigo, aunque sí ha reconocido que se le fue "de las manos" el hacer creer que se había puesto en contacto con la propietaria para proceder a la compraventa de la vivienda, cuando en realidad no fue así.

   Ante el tribunal ha rechazado haberle pedido a su amigo dinero como señal de la compra del piso. "Le dije que se lo iba a hacer --la gestión de compra-- pero finalmente no hice nada", ha declarado el procesado, a quien se le ha acusado de haber hecho creer que un notario estaba en gestiones, llegando a disimular la voz cuando, en una ocasión, la esposa de este le llamó.

RESERVA DE UNAS VACACIONES Y REGALO COMUNIÓN

   Según el escrito de calificación del Ministerio Público, el hombre --con antecedentes penales, entre ellos por delito continuado de estafa-- mantenía una amistad con el estafado, un hombre que vivía desde 2013 junto a su esposa e hijos en un inmueble de alquiler en Oleiros (A Coruña). De hecho, el acusado cuidaba a los hijos del matrimonio cuando este tenía algún compromiso.

   Sin embargo, el amigo, al no ver resultados de las gestiones, no le entregó al acusado la suma de dinero que le había exigido. Sí le entregó, a finales de marzo de 2016, 600 euros para reservar un alojamiento en Marbella para las vacaciones de verano. Les dijo que esta reserva se podía cancelar, pero cuando no pudieron ir, les aseguró que iría en su lugar y que les devolvería los 600 euros, lo que no hizo.

   Frente a esto, el procesado ha negado haberse apropiado de dicha cantidad y ha explicado que los que eran sus amigos le avisaron de que no iban de vacaciones "cuando ya no se podía recuperar el dinero" al tratarse de la fianza de la casa.

   Por último, el hombre también ha negado haber robado los 4.000 euros que había en las huchas de los hijos de su amigo y que se correspondían con los regalos de primera comunión.

"ME TOMÓ EL PELO"

   "Mantuvo el engaño hasta que lo descubrí. Me tomó el pelo en la compraventa", ha declarado ante el tribunal el denunciante de los hechos, el que fuera amigo íntimo del acusado durante varios años.

   En su escrito, la Fiscalía califica los hechos de un delito de hurto, otro agravado de estafa en grado de tentativa y otro de apropiación indebida. Por el primero, solicita 15 meses de prisión, por el segundo 11 meses de cárcel y por el tercero, un año de prisión, además de una indemnización de 4.600 euros.