Renfe trasladará este lunes la cabecera del tren al polígono de A Granxa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Renfe trasladará este lunes la cabecera del tren al polígono de A Granxa

Accidente de tren en O Porriño, Pontevedra
REUTERS
Actualizado 10/10/2016 16:10:09 CET

  Se establecerá un dispositivo de tráfico para transportes especiales a partir de las 23.30 horas

   VIGO, 10 (EUROPA PRESS)

   Renfe trasladará este lunes por la noche el tren que descarriló el pasado 9 de septiembre cerca de la estación de O Porriño (Pontevedra) y que, desde el día del accidente, permanece en una vía secundaria de esa estación.

   Según ha podido confirmar Europa Press, la máquina automotor que circulaba en la cabecera del convoy, y que sufrió los mayores daños, será trasladada al polígono industrial de A Granxa por carretera, mientras que los otros dos vagones está previsto que se trasladen a los talleres de Renfe en Redondela.

   Para transportar el primer vagón se ha previsto un dispositivo especial de tráfico, ya que será colocado en una plataforma especial preparada para mover elementos de hasta 25 metros de largo y más de 4 metros de alto.

   El transporte especial saldrá de la estación de tren sobre las 23.30 horas, y tomará la autovía A-52 en dirección a Ponteareas, para luego desviarse por la salida 305 y entrar en O Porriño en la N-120, a la altura del IES Pino Manso. A partir de ahí, circulará por la N-550 en dirección al polígono de A Granxa, para depositar los restos de la máquina en las instalaciones de la empresa Grúas Doniz.

   El juzgado de instrucción número 2 de O Porriño autorizó a finales de septiembre el traslado de los restos del tren, aunque éstos siguen estando a disposición de la autoridad judicial y de la investigación.

INVESTIGACIÓN

   Tras el accidente de este tren (que cubría la línea Vigo-Oporto), que causó 4 muertos y 49 heridos, se inició una investigación a cargo del juzgado de instrucción número 2 de O Porriño. Paralelamente, se pusieron también en marcha las pesquisas por parte de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios.

   En el curso de las investigaciones, se ha confirmado que, según los datos registrados en las cajas negras del tren, el convoy circulaba a 118 kilómetros por hora cuando descarriló (en una vía en la que debía hacerlo a un máximo de 30 kilómetros por hora).

   Asimismo, los peritos confirmaron, tras realizar las oportunas comprobaciones, que los frenos del tren funcionaban con normalidad, al igual que lo hicieron las señales de la vía. Lo que aún no se ha podido explicar es por qué, si confirmó haber recibido los avisos de que debía frenar, el maquinista no aminoró la marcha.

   En el marco de las investigaciones, está previsto que este martes peritos de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios se entrevisten en Vigo con compañeros del maquinista del tren (que murió en el accidente), entre otros trabajadores, para elaborar su informe.

   Por otra parte, al margen de las inspecciones de los expertos, el juzgado reclamó a Adif y Renfe diversa documentación acerca de, entre otras cuestiones, "las causas que motivaron los trabajos de mantenimiento y el desvío del tren", la identidad del responsable del Puesto de Mando, y otra información sobre itinerarios y registros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies