La renta de los hogares gallegos crece pero sigue por debajo de la de 2011

Gente andando por la calle, persona, personas
ÓSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS
Publicado 06/07/2018 12:18:26CET

   El aumento responde sobre todo a una caída de los impuestos y a un incremento de prestaciones por desempleo y pensiones

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La renta disponible bruta de los hogares gallegos fue de 37.743 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento del 1,2% respecto al año anterior, pero sigue todavía un 0,95% por debajo de la de 2011, según los datos que publica este viernes el Instituto Galego de Estatística (IGE).

   Las cuentas del sector hogares explican, además, que este crecimiento "no responde tanto a un crecimiento de las rentas primarias de los hogares sino, principalmente, a una caída de los impuestos y a un incremento de las prestaciones sociales que perciben, principalmente en forma de pensiones de jubilación y también prestaciones de desempleo, que vienen a compensar la caída de las rentas primarias".

   Mientras, la renta disponible bruta por habitante en 2015 fue de 13.838 euros, un 1,7% más elevada que en el periodo anterior, y también superior, aunque en menor medida (un 0,7%) que la de 2011.

   Así, el IGE señala que en los últimos años de la serie 2010-2015 la renta disponible bruta de los hogares está creciendo, aunque "a un ritmo menor de lo que lo hace la economía".

   Asimismo, en los años en que la economía tuvo crecimientos negativos, la renta tuvo por el contrario "un mejor comportamiento relativo" por el efecto redistribuidor de las prestaciones sociales, según explica.

21% DEL PIB

   El valor añadido bruto generado por los hogares como colectivo en 2015 fue de 12.186 millones de euros, lo cual supone el 21,4% del producto interior bruto (PIB) de Galicia, un 0,1% más que en el periodo anterior.

   Con todo, la aportación del sector institucional hogares al total de la economía llegó a representar el 23% del valor generado en la economía gallega en 2013.

CAE EL SALDO DE LAS RENTAS PRIMARIAS

   En 2015, por primera vez en la serie, el saldo de las rentas primarias no es mayor que la renta disponible bruta. Esto significa, apunta el IGE, que los recursos (prestaciones sociales y otras transferencias corrientes recibidas) son superiores a los empleos (impuestos corrientes sobre la renta y patrimonio, cotizaciones sociales y otras transferencias corrientes pagadas).

   Además, la remuneración de los asalariados representa un 47,6% de los recursos totales de los hogares, el excedente de explotación y la renta mixta aportan el 19,4% de los recursos, mientras las prestaciones sociales alcanzan un 23,1%.

   Las otras transferencias corrientes (que incluyen becas de estudio, remesas de emigrantes, transferencias entre hogares y otras rentas) y rentas de la propiedad aportan un 9,9% de los recursos.

MÁS PRESTACIONES QUE COTIZACIONES

   El 53,7% de los empleos totales del sector hogares en 2015 son cotizaciones sociales, esto es, aportaciones de los hogares a los sistemas de prestaciones sociales. Le siguen en relevancia los impuestos sobre la renta, el patrimonio, etcétera, con un peso en el total de los gastos del 26,7%.

   El volumen de prestaciones sociales, por último, es superior a las cotizaciones sociales netas en todo el periodo, y el diferencial, según advierte Estatística, se fue incrementando. El cociente entre cotizaciones sociales y prestaciones sociales fue del 66% en el año 2015, cuando en el inicio del periodo era del 76%.