Rey Varela (PP), nuevo alcalde de Ferrol, apuesta por recuperar la "capitalidad" de la Galicia del Norte

Ayuntamiento de Ferrol (A Coruña)
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 17:43:16 CET

Irisarri le pide que "priorice a las personas", IU y BNG avanzan una oposición "peleona" y Juan Fernández desea que la ciudad "pegue el estirón"

FERROL, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

José Manuel Rey Varela (Ferrol, 1975) ha tomado posesión este sábado como alcalde de Ferrol, siendo el más joven de la historia de la ciudad y el primero en contar con mayoría absoluta, y ha prometido trabajar para lograr el "liderazgo como capital del Norte de Galicia".

La sesión de investidura comenzó en torno a las 11.35 horas, con la presencia de un número importante de personas en el público, repartido entre el salón de plenos y el salón de recepciones, donde se instaló una pantalla para seguir el acto. En primera fila en el salón de plenos, estuvo el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y las conselleiras de Sanidade y Traballo e Benestar.

La corporación quedó constituida en torno a las 12.00 horas, tras la toma de posesión de los 13 ediles del PP, los siete del PSOE --entre ellos, el ya exalcalde Vicente Irisarri--, los dos de IU, los dos del BNG y uno de Independientes por Ferrol. Todos los cabezas de lista proclamaron sus candidaturas y se votaron a sí mismos, excepto el líder de Independientes por Ferrol, Juan Fernández, que dio su voto al PP.

Tras ser nombrado alcalde y recibir los aplausos del público durante más de un minuto, José Manuel Rey Varela inició su discurso --que comenzó en castellano y finalizó en gallego-- asegurando que defenderá los intereses de Ferrol porque esta ciudad "merece la pena" y que confiará en las "posibilidades y capacidades transformadoras" de sus vecinos.

"DESENTERRAR LAS ANCLAS DEL PASADO"

Tras señalar que hace unos días se localizó en aguas de Ferrol un ancla del siglo XVIII, hizo alusión a "los valientes ferrolanos" reflejados en las crónicas de la época y remarcó que "200 años después" esta ciudad "fue elegida por la Corona para albergar sus astilleros" y tiene en sus señas de identidad el haber sido "la primera ciudad industrial de Galicia".

Con este punto de partida, prometió "desenterrar las anclas del pasado para un nuevo rumbo", exaltando el "espíritu de Brión" y "aparcando el victimismo y el conformismo".

No obstante, subrayó que los ferrolanos pidieron "un cambio", de modo que "no valen las viejas soluciones para los problemas de siempre". Así, anunció que trabajará para conseguir el consenso mayoritario, sin conformarse con la mayoría absoluta de sus 13 votos, y apostando por "el diálogo, la mesura, la confianza y la convicción".

El nuevo alcalde convocó a "políticos y ciudadanos" a la "gran tarea" de "reinventar Ferrol" y "reponer la autoestima colectiva", gobernando "desde la honradez y la humildad" y "para todos", en "una nueva etapa" en la que pretende sentar las bases para "dejar atrás años de parálisis y crisis".

Entre sus objetivos, situó la potenciación del puerto, la construcción naval, el suelo industrial, el desarrollo urbanístico, la protección al patrimonio artístico y la candidatura de Ferrol a Patrimonio de la Humanidad, pero también el compromiso con "la austeridad", el ahorro en el gasto público, con la reducción del gasto improductivo y la simplificación administrativa.

Tras comprometerse con la igualdad de valores que enarboló la ferrolana Concepción Arenal y "las señas de identidad" que defendía Ricardo Carvallo Calero, insistió en la necesidad de "tomar conciencia" de lo que la ciudad representa, para que asuma el "liderazgo como capital" del norte de Galicia. Concluyó su intervención manifestando que asume la alcaldía con "humildad infinita", sin sentirse dueño de ningún cargo sino "depositario de la confianza" de los ciudadanos.

IRISARRI LE PIDE "PRIORIZAR LAS PERSONAS"

Previamente a su toma de posesión, intervinieron los cabeza de lista de los demás partidos políticos de la corporación. El exalcalde solicitó que en el contexto actual de crisis económica, la "prioridad" sean "las personas", por lo que le pidió que "mantenga y amplíe las políticas sociales y no confunda austeridad con recortes".

Irisarri, que le demandó políticas activas de empleo, de educación y cultura, y el mantenimiento de los presupuestos participativos, le aseguró que su grupo practicará "las tres c": "colaborar, confiar y construir", para lograr los grandes proyectos de la ciudad, como el suelo industrial, el tren al puerto exterior y el saneamiento de la ría. El exregidor finalizó señalando que Rey Varela se hará cargo de un ayuntamiento "saneado" y con "cerca de 60 millones de euros y proyectos en curso".

Izquierda Unida y el BNG coincidieron en reclamar que no se realicen recortes económicos en inversiones sociales y en criticar la reestructuración de la formación profesional en la ciudad. Xoán Xosé Pita anunció que no realizará una oposición catastrofista, pero que serán "peleones, duros e intransigentes" contra los ataques al gallego, y que trabajarán para el levantamiento del veto y la recuperación del carácter industrial de la ciudad.

QUE FERROL "PEGUE EL ESTIRÓN"

Yolanda Díaz citó al escritor Lois Pereiro para asegurar que su formación estará "alerta y vigilante" ante la gestión del PP, a los que pidió un plan de empleo para frenar el aumento del paro, el compromiso de la Xunta para la construcción en Navantia de un nuevo dique flotante, y avanzó que se opondrán a la "privatización de la sanidad pública" y de servicios sociales.

Juan Fernández, por su parte, felicitó al nuevo alcalde, con la confianza de que sea capaz de sacar adelante la ciudad y lograr que Ferrol "pegue el estirón".

En el exterior de la Casa Consistorial se dieron cita numerosos efectivos de la Policía Nacional y un importante número de agentes de la Policía Local vigilaron el interior del Ayuntamiento, limitando el acceso de periodistas a la sala en la que se seguía el acto a través de una pantalla, aunque algunos representantes del movimiento 15-M lograron entrar con pancartas en el edificio.