Ribeira Sacra prepara su candidatura a Patrimonio de la Humanidad arrancando su declaración como BIC

Ribeira Sacra, entre Ourense y Lugo
EUROPA PRESS
Actualizado 29/12/2017 14:41:08 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Xunta de Galicia ha iniciado este viernes el procedimiento para declarar Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Paisaje Cultural la Ribeira Sacra, un proceso que prevé que esté concluido en diciembre de 2018 y que se perfila como paso previo para optar a la inclusión de este espacio en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

   El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, ha informado de la incoación de este expediente en una rueda de prensa en la que también han participado la directora xeral de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez Ínsua, y el secretario xeral técnico de la consellería, Jesús Oitavén.

   En la resolución que se publica este viernes, la Xunta explica que la Ribeira Sacra resulta un "ejemplo excepcional" que es necesario proteger, una preservación que se extiende a otros bienes y manifestaciones que complementan su sentido y valor cultural, así como a una zona perimetral.

   De hecho, como novedad, el expediente incluye entre las manifestaciones a proteger tres elementos del patrimonio inmaterial gallego, como las fiestas de 'fachas e fachós' de Castro Caldelas, Vilelos y Castelo; las fiestas del 'Entroido Ribeirao' de Santiago de Arriba, el 'Oso de Salcedo' y los 'Felos de Esgos'; y la alfarería tradicional de Gundivós y Niñodaguía.

   Aunque dependerá del número final de alegaciones que haya que resolver en los tres meses de exposición pública de este documento, la Xunta se marca la fecha de finales de 2018 como meta para la declaración de este espacio como BIC, lo que supondrá "acortar un año el plazo máximo" para resolver el expediente.

REUNIONES

   Para la publicación de este expediente, ha explicado la directora xeral de Patrimonio, durante el cuarto trimestre de este año se llevaron a cabo 11 reuniones técnicas en las que participaron todos los ayuntamientos y diputaciones implicadas en el proyecto, las denominaciones de origen vitivinícolas, las empresas hidroeléctricas y los agentes y asociaciones interesados en la declaración.

   Tras el proceso de exposición pública, que durará tres meses, se remitirá el documento a los órganos consultivos para que emitan su informe. Los últimos pasos serán la elaboración de un informe técnico de la propia Dirección Xeral y la declaración como BIC por decreto de la Xunta.

   La Ribeira Sacra, que se articula en el límite entre las provincias de Lugo y Ourense y que afecta a ambas, es el "máximo exponente" de la "singular relación entre el hombre y la naturaleza", según apunta la Xunta, ya que implica, además de valores culturales, paisajísticos y patrimoniales, la relación económica de la conocida como 'viticultura heroica'.

   Atravesada el área delimitada por el Camino de Invierno a Santiago, la declaración BIC abarcará 174 kilómetros cuadrados y 190 núcleos de población en 22 ayuntamientos. Será, además, el paso previo imprescindible para solicitar la inclusión de este espacio en la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

DELIMITACIÓN

   El territorio BIC propuesto por la Xunta limita al norte en el cañón del Miño en la presa de Belesar (parroquias de Rebordaos en O Saviñao y Pesqueiras en Chantada) y al sureste por el cañón del Sil en las parroquias de Vilachá en Pobra do Brollón y de Torbeo en Ribas de Sil. Los límites restantes están definidos por la línea borde de la 'Bocarribeira'.

   Además de esta área, se incluyen elementos exteriores o 'exoámbitos' que contribuyen a complementar los valores de la Ribeira Sacra, así como un área perimetral de protección.

   En el expediente se propone la incoación de protección para 18 nuevos bienes inmuebles (monumentos, yacimientos, conjuntos históricos o lugares de valor etnológico), dos elementos muebles y tres manifestaciones inmateriales. Además, se propone una nueva delimitación para bienes ya protegidos.

RÉGIMEN DE PROTECCIÓN

   Jesús Oitavén ha profundizado, por su parte, en el régimen general de protección establecido en la resolución de incoación publicada este viernes y que será de aplicación provisional hasta que el expediente se resuelva.

   En concreto, el tratamiento se divide entre BIC ya declarados con anterioridad, nuevos contornos de BIC ya declarados, el propio BIC de Paisaje Cultural y la zona perimetral.

   En el ámbito de los bienes culturales específicos y en todo el Paisaje Cultural, en sus contornos y zona perimetral, será de aplicación la Instrucción del 8 de noviembre relativa al trámite de autorizaciones en materia de patrimonio cultural en bienes catalogados.

   En los exoámbitos, por su parte, se someterá a autorización de Patrimonio según el régimen establecido en la ley autonómica para monumentos, zonas arqueológicas, conjunto histórico o lugares de valor etnológico. La suspensión de licencias solo alcanzará a aquellos exoámbitos que no fuesen previamente declarados.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

   Román Rodríguez ha destacado la relevancia del proceso iniciado este viernes para conseguir la futura declaración de la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, una decisión que atraería más turismo, añadiría valor a la producción vitivinícola y fomentaría la "creación de empleo" en un área que pasa por "dificultades".

   Aún así, el conselleiro ha garantizado que la declaración BIC "no tendrá influencia directa" en la actividad agraria y vitivinícola tradicional en la zona, que se "pondrá en valor".

   A mayores, ha apuntado que la inclusión de este espacio en la lista de la Unesco la llevaría a un "selecto club" de espacios en el ámbito internacional. En concreto, la Unesco reconoce 14 espacios vinícolas y paisajes relacionados con el Vino como Patrimonio Mundial, situados en Portugal, Francia, Italia, Suiza, Austria, Alemania y Hungría.