Rubalcaba reivindica el "prestigio social" de la Guardia Civil en la inauguración de la nueva comandancia de Pontevedra

Actualizado 24/07/2006 20:02:52 CET

PONTEVEDRA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, elogió hoy durante la inauguración de la nueva Comandancia Provincial de la Guardia Civil, en Poio, el "prestigio" de este cuerpo "en la sociedad", si bien reconoció la necesidad de "mejorar las condiciones de trabajo".

En su intervención, Rubalcaba asumió esta mejora con el objetivo de que "redunde en un mejor servicio a los ciudadanos" y, por ello, destacó los medios de las nuevas dependencias pontevedresas, en las que residirán 56 familias y que cuentan con una inversión superior a 12 millones de euros.

Acompañado del director general de la Guardia Civil, Joan Mesquida Ferrando; y del conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu; el titular de Interior mostró su satisfación porque su primer viaje oficial a Galicia estuvise tan "cargado de contenido", en referencia a la agenda programada que, según él, "simbolizan las grandes líneas que el Gobierno ha puesto en marcha para mejorar las seguridad de los ciudadanos".

Sobre la nueva comandancia, Rubalcaba señaló que su contracción se inició siendo ministro del Interior el propio Mariano Rajoy; mientras que, por su parte, Mesquida recordó que "la mitad de las instalaciones de la Guardia Civil necesitan importantes inversiones para ser dignas".

PATRULLERA

Durante su visita, el ministro del Interior se desplazó también a la Escuela Naval de Marín para hacer entrega de la patrullera 'Corvo Mariño' al Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Pontevedra, destinada a la vigilancia y a garantizar la seguridad en el Parque Nacional de las Illas Atlánticas.

La patrullera ha sido cedida por el Ministerio de Medio Ambiente a la estación que tiene la Guardia Civil en Marín y tiene el cometido de controlar el entorno de las islas Cíes, Ons y Cortegada, incluidas en Illas Atlánticas, para evitar el fondeo y pesca de embarcaciones no permitidas.

El Parque Nacional exige desde el inicio de este verano permiso de fondeo, navegación y buceo en la zona de protección de las islas y lo prohíbe para determinadas embarcaciones. En consecuencia, la patrullera controlará que se cumplan las condiciones oficiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies