Sánchez (Anova) apuesta por colaborar con el BNG, que tiene objetivos "muy parecidos" pero elige un camino "diferente"

Antón Sánchez, cabeza de lista de la única candidatura para Anova
EUROPA PRESS
Publicado 26/03/2017 15:00:49CET

   Sobre Beiras: "Va a estar en la Coordinadora Nacional y va a jugar un papel fundamental como referente"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El próximo portavoz de Anova, Antón Sánchez, ha asegurado que En Marea tiene las "puertas abiertas" a "ampliar la unidad con el BNG". No obstante, ha subrayado que, mientras las apuestas estratégicas de ambas fuerzas "no coincidan", En Marea apuesta por la "colaboración" con la organización frentista, que, a su juicio, defiende unos objetivos "muy parecidos" a los suyos, pero, sin embargo, escoge un camino "diferente".

   En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, Antón Sánchez, que fue respaldado con el 82 por ciento de los votos emitidos en la III Asamblea de Anova, se convertirá en portavoz de Anova el próximo sábado 1 de abril, cuando se conformará la Permanente.

   En esta línea, ha indicado que su próximo cargo como portavoz de Anova no tendrá ninguna influencia sobre su otro cargo como viceportavoz primero de En Marea en el Parlamento gallego.

   Preguntado por la bronca y los empujones que protagonizaron los jóvenes de la organización Xeira en la Asamblea del pasado sábado, se ha limitado a decir que, para Anova, son "consecuencias normales de un proceso complejo", que pasa por "convivir y acordar con gente que proviene de culturas políticas diferentes".

   En este sentido, ha hecho hincapié en que las opiniones diferentes son "legítimas": "Lo que es innegociable es la herramienta de la unidad popular", ha remarcado, justo antes de volver a calificar como "intolerable" la bronca y los empujones.

   "No se puede repetir. [...] Uno de los principios es la fraternidad", ha defendido, para luego precisar, no obstante, que se trató de un hecho "aislado y puntual que no representa el ambiente" que se vivió en la III Asamblea de Anova ni en los casi cinco años de existencia de Anova.

   Preguntado por la marcha del exdiputado de AGE David Fernández Calviño, que ha dejado Anova debido a su "decepción" con la situación interna de En Marea, ha resuelto que "son valoraciones personales de David" y que las respeta.

   No obstante, cree que lo que sucede en En Marea "lo hay que tomar con cierta normalidad". En este sentido, se ha referido al nacimiento de Anova el 14 de julio de 2012 para comparar el mapa político de entonces y el actual. "Ahora vemos que se produjo un cambio extraordinario", ha aseverado, para luego argumentar que este cambio "no se puede producir sin fricciones, conflicto y debate". "Estoy dispuesto a seguir peleando en ese campo de la incomodidad", ha asegurado.

   A este respecto, ha apostado por utilizar las instituciones como "palanca de cambio". "Eso no se pudo completar. [...] Ahora tenemos dos años, si Rajoy no nos sorprende, para completar ese trabajo", ha asegurado, para luego añadir que "los grandes cambios y avances salen de la sociedad civil y nosotros tenemos que estar para apoyarlos".

   Preguntado por el papel que jugará el histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras, ha señalado que éste "sigue manteniendo compromisos y se tiene ganado el derecho a marcar sus tiempos". "Va a estar en la Coordinadora Nacional y va a jugar un papel fundamental como referente. Tiene voluntad de hacer reflexiones, de elaborar discurso y de hablar cuando considere necesario, porque será escuchado", ha relatado, justo antes de indicar que, aunque dentro de Anova decidió "no estar en el día a día ejecutivo", va a tener un "papel muy importante".

   Cuestionado sobre si se reunirá próximamente con Ana Pontón, que será revalidada como portavoz nacional del BNG este domingo, ha destacado la necesidad de "establecer dialogo" con el Bloque: "Como mínimo tener una actitud de colaboración", ha defendido, pues la ciudadanía, sostiene, "percibe que la alternativa al PP es plural".

   Sobre Xavier Vence, que abandonó recientemente el BNG, ha indicado que "no habla de fichajes nunca". No obstante, ha asegurado que "para cualquier persona que quiera contribuir a un proyecto de emancipación nacional y de la clase trabajadora, las puertas están abiertas".

   Cuestionado sobre la fotografía de la diputada de En Marea Alexandra Fernández con familiares de los nueve investigados en la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua, Antón Sánchez ha hecho hincapié en que lo que transmiten los familiares es que se "esclarezcan" los hechos: "Consideran que fue una pelea de noche en un bar y reclaman que se depuren responsabilidades por la vía de la justicia ordinaria".

   "No tiene nada que ver con un acto de terrorismo. Si hubiese ocurrido en Murcia no sería tratado por los tribunales como una cuestión de terrorismo. Esa reunión tiene ese sentido y Alexandra cumple con su deber", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies