Sanidade declara en situación de alerta a 24 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra por las altas temperaturas

Actualizado 14/07/2006 18:01:30 CET

Otros 43 municipios de Galicia se encuentran en prealerta baja ante los posibles efectos sobre la salud por la subida térmica

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Sanidade mantiene en alerta (nivel 1B) desde hoy a 24 municipios de la provincia de Pontevedra, en su mayoría situados en las Rías Baixas, debido a los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud y que la pasada jornada permanecían en prealerta baja (1A).

Los ayuntamientos en alerta 1B son: Baiona, Bueu, Cangas, Gondomar, A Guarda, Marín, Moaña, Mondariz, Mondariz-Balneario, Mos, Nigrán, Oia, Pazos de Borbén, Ponteareas, Pontevedra, Porriño, Redondela, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra de Miño, Soutomaior, Tomiño, Tui y Vigo

Esta situación se enmarca dentro del Plan de actuaciones frente a los efectos de las altas temperaturas sobre la salud, que está operativo desde el 1 de junio y del que forman parte, además de Sanidade, Vicepresidencia y las consellerías de Medio Ambiente y Presidencia.

Además, Sanidade declaró la situación de prealerta de nivel 1A en otros 43 municipios gallegos: Arbo, Arnoia, Barro, Beade, Boiro, Caldas de Reis, Cambados, Campo Lameiro, Carnota, Catoira, Cortegada, Cuntis, Dodro, Fornelos de Montes, O Grove, A Illa de Arousa, A Lama, Leiro, Lobeira, Lousame, Meaño, Meis, Moraña, Muros, As Neves, Noia, Outes, Padrón, Pobra do Caramiñal, Poio, Ponte-Caldelas, Pontedeva, Portas, Porto do Son, Rianxo, Ribadavia, Ribadumia, Ribeira, Rois, Sanxenxo, Vilaboa, Vilagarcía de Arousa, y Vilanova de Arousa.

El resto de los ayuntamientos, según indicó la Administración sanitaria, permanecen en "situación de normalidad", que supone el nivel 0 en la clasificación de las alertas por la subida de las temperaturas.

RECOMENDACIONES

Por ello, la conselleira de Sanidade, María José Rubio, recomendó a la población que consuma agua en abundancia y, en especial, insistió en que se dé de beber a niños y ancianos "aunque no la pidan" con el fin de evitar que se deshidraten.

También aconsejó resguardarse en zonas de sombra y vestir ropa adecuada, así como realizar comidas ligeras y evitar el ejercicio físico que requiera mucho esfuerzo.

Sanidade advirtió que debería de evitarse la ingesta de bebidas calientes, alcohólicas, café, té y las muy azucaradas. También insistió en que se coman verduras y frutas y se consuman zumos de fruta ligeramente fríos.

PREVISIONES

Las previsiones meteorológicas indican que durante las próximas jornadas Galicia continuará bajo los efectos de una masa de aire muy cálida que lleva sobre la comunidad desde el domingo, ocasionando un ascenso de las temperaturas, tanto mínimas como máximas.

Esto hizo que en la pasada jornada se superasen los umbrales de temperatura mínima y máxima en las Rías Baixas y en la zona sur de Pontevedra. En el día de hoy está previsto que se superen de nuevo estos valores en las mismas áreas, sumándose también puntos de la provincia de Ourense.

Además, Sanidade advirtió de que es probable que, a lo largo del fin de semana, se extienda esta situación por la mayor parte de la comunidad gallega, excepto en la zona norte de la provincia luguesa, las zonas de alta montaña del este de Lugo y Ourense y una pequeña franja de la Costa da Morte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies