El sector del libro "resiste" en Galicia con menos edición y tiradas y critica la "dura política de recortes"

Imagen De Libros
EUROPA PRESS
Actualizado 23/04/2013 12:28:35 CET

Los libreros creen que las empresas pequeñas son una ventaja ante la crisis y ven "esperanzador" que aumenten los usuarios de bibliotecas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector del libro en Galicia afronta la crisis con una reducción en las ventas y en la facturación, menos edición y tiradas más pequeñas, aunque "resiste" en estos momentos de dificultad con la vista puesta en el sector educativo como clave de su "viabilidad" futura y criticando la "dura política de recortes" en materia de libro y lectura de los últimos años.

Con motivo de la celebración este martes del Día del Libro, el presidente de la Asociación Galega de Editores, Manuel Bragado, ha recordado a Europa Press que, desde 2009, la facturación en el sector se ha reducido un 19,23 por ciento. A falta de cerrar los datos de 2012, Bragado estima una bajada en las ventas del libro gallego y editado en Galicia que rozará el 25 por ciento.

A pesar de que existen datos "importantes" dentro del sector, como que en 2011 se vendieron en Galicia 1,5 millones de ejemplares editados por AGE, Manuel Bragado ha visto "preocupante" que en el mismo año Galicia era una de las comunidades "en las que más disminuían" las ventas con respecto al conjunto del Estado.

El sector, en la actualidad, "vive una situación de tránsito", ha señalado Manuel Bragado, que ha señalado hacia el "paradigma digital" como uno de los retos de futuro de este ámbito. Paralelamente a este proceso, "continuará" la tendencia actual de disminución del número de ejemplares por tirada --algo que ya se observó en 2011--.

El libro editado en Galicia y en gallego "continua dependiendo en buena medida del libro de texto y del libro paraescolar" --literatura juvenil y diccionarios--, ha sentenciado Manuel Bragado, quien ha destacado que este ámbito supone tres cuartas partes de la edición en la comunidad. Por ello, Bragado ha señalado que "para la salud" y la "viabilidad" del sector será "decisivo" el comportamiento del sistema educativo.

"De lo que suceda con la nueva reforma educativa y con el proceso de digitalización dependerá el futuro de nuestro sector", ha sentenciado Manuel Bragado, que ha apuntado a cuestiones como las políticas públicas de fomento de la lectura o la normalización lingüística. Los poderes públicos, ha estimado el presidente de AGE, tienen que "volver a recuperar el carácter estratégico del sector del libro" en un "momento de retroceso de las políticas de normalización".

"Desgraciadamente, en los últimos años ha existido una política de recortes muy dura y agresiva sobre las políticas de lectura que ha llevado a que, por ejemplo, en este año 2012 en España no se adquieran libros para las bibliotecas públicas", ha sentenciado Manuel Bragado.

LIBRO DIGITAL

De cara al futuro, los editores gallegos mantienen la "esperanza" en el sentido de que la sociedad actual "requiere de lectores cada vez más competentes", y señalan hacia el libro electrónico y la digitalización como uno de los retos.

La edición en papel en el último año, ha indicado Manuel Bragado, ha disminuido un 28 por ciento, mientras que la edición digital ha crecido "un 200 por cien", lo que "supone una tendencia a aumentar la oferta de forma decidida".

"Afortunadamente", señala Bragado, "ya hay catálogos" de libros digitales en las editoriales de referencia, aunque "sería muy interesante contar con un plan de digitalización de los catálogos" con la "ayuda" de los poderes públicos.

En conjunto, el libro electrónico presenta para las editoriales gallegas un "gran ámbito de desarrollo" en el que "se jugarán en futuro", tanto en el libro digital para lectura como para uso escolar. La inversión en este campo, ha indicado el presidente de AGE, es "más elevada" y requiere una formación específica que se presenta como "clave" en el "reciclaje" de los profesionales y en una "nueva concepción" por parte de los autores.

LAS LIBRERÍAS, "RESISTEN"

Las librerías gallegas, en una situación de "crisis permanente", trabajan en estos momentos más difíciles para "resistir" dentro de sus posibilidades, algo a lo que ayuda el pequeño tamaño de las empresas de la comunidad.

Así lo ha explicado a Europa Press la presidenta de la Federación Galega de Libreiros, Pilar Rodríguez, que ha apostado, dentro de las posibilidades de cada uno, por "mantener bien el negocio" para "resistir" frente a la crisis.

En relación a la edición, Pilar Rodríguez ha señalado que, a causa de la crisis, se está "publicando menos", aunque "primando más la calidad". De hecho, ha recordado que esto es un punto importante para los libreros, que "venden, pero no publican".

"El librero tiene que resistir, estar ahí para adecuarse a los nuevos tiempos", ha señalado Pilar Rodríguez, quien ha precisado que las librerías gallegas tienen sus estructuras "adaptadas" para introducirse en el comercio del libro digital, aunque, sin embargo, "no está definida aún una plataforma" única de este producto.

Paralelamente, Pilar Rodríguez ha considerado un dato "esperanzador" el hecho de que esté "aumentando de manera muy importante el número de personas que visita las bibliotecas". "Si las bibliotecas están llenas de gente, pues felicidades, es lo que buscamos", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies