Seixo optará a la reelección en la Secretaría Xeral de la CIG y ve con "normalidad" que haya candidaturas críticas

Suso Seixo, secretario xeral de la CIG, presenta el VI Congreso del sindicato
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 17:09:08 CET

El sindicato apuesta por mejorar la organización ciudadana para lograr cambios y rechaza un pacto social porque conlleva "cesión de derechos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El actual secretario xeral de la CIG, Suso Seixo, optará a la reelección en el cargo en el VI Congreso Confederal del sindicato, que este fin de semana renovará su dirección, y ha considerado que entra dentro de la "normalidad" de la organización que se presenten candidaturas alternativas y críticas con la actual dirección.

Las posturas críticas dentro del sindicato, ha destacado Seixo, son "lo habitual" y los congresos suelen acoger la presentación de entre tres y cuatro candidaturas para la Executiva, aunque para la Secretaría Xeral, "depende". Así, afrontan la cita de los días 25 y 26 "con esa normalidad".

En cualquier caso, ha indicado que el plazo para la presentación de candidaturas está abierto hasta este jueves y, hasta entonces, se desconoce si las propuestas serán "una o cinco". "No nos preocupa en absoluto", ha dicho y ha asegurado que la organización está centrada en estar "más homogeneizada por dentro para dar respuesta a las demandas" de los trabajadores.

En los últimos cuatro años, ha defendido, la respuesta ante los conflictos ha sido "homogénea" y la central está "muy unificada por dentro", con "independencia de que sean más o menos las candidaturas". En este sentido, ha apuntado que en el seno de la CIG ha "diferentes corrientes y todas tienen interés en tener representación". Esta pluralidad, ha dicho, está prevista en los estatutos.

Seixo ha comparecido este lunes ante la prensa acompañado del secretario confederal de Comunicación, Francisco Miranda, para presentar el VI Congreso Confederal. La cita arrancará, bajo el lema 'É necesario, é posibel. Organización, loita, soberanía', a las 9.00 horas de este sábado con la recepción de congresistas y entre las 19.30 y las 20.00 horas se presentarán las candidaturas, tras el debate de diferentes documentos.

El domingo se producirán las votaciones entre las 10.00 y las 11.00 horas para elegir Executiva Confederal, Secretaría Xeral y Comisión de Garantías, y se procederá a continuación al recuento. A partir de las 11.30 horas se hará la clausura. Al congreso acudirán 25 delegados internacionales; así como 540 delegados electos por estructuras y delegaciones, 136 del Consello Confederal y otros seis de la Comisión de Garantías.

"HAY QUE ESTAR ORGANIZADO"

Entre los temas que la CIG prevé abordar en el congreso, Suso Seixo se ha referido a las medidas adoptadas por el Gobierno, como la reforma laboral, y problemas como los de las preferentes o los desahucios. Asimismo, repasará sus alternativas para combatir la crisis en materias como los servicios públicos, la contratación o el tejido productivo.

En este sentido, ha considerado "necesario" reivindicar la aplicación de otras políticas y oponerse a las medidas "antisociales y antiobreras" del PP para reclamar otro modelo que "garantice los derechos básicos" y modelos de democracia "más participativos".

Las decisiones "las toman instituciones con falta de control por parte de la ciudadanía y controladas por el poder financiero", ha criticado el responsable de la CIG, que ha llamado a organizarse para combatir el actual modelo.

El sindicato, ha explicado, cree que el cambio se pueda lograr con "luchas espontáneas". "Hay que estar organizado", ha defendido y ha señalado que en ello trabajará el sindicato para convencer de "la organización y el sindicato" son "más necesarios que nunca".

NO AL PACTO SOCIAL

"Sólo con lucha y movilización es posible el cambio", ha sostenido Seixo, que ha rechazado un pacto social entre sindicatos, patronal y gobierno porque "siempre va acompañado de cesión de derechos de los trabajadores".

También reivindicará la CIG la soberanía de Galicia, en oposición a "una centralización enorme del poder económico y político". La comunidad, ha protestado, tiene "carencias importantes en competencias" y ha considerado que en estos momentos es "fundamental" reclamar más capacidad de decisión.