Las sensaciones térmicas superaron los 50 grados en puntos de Galicia durante la ola de calor

 

Las sensaciones térmicas superaron los 50 grados en puntos de Galicia durante la ola de calor

Mapa de temperaturas de Galicia de la USC
USC
Actualizado 15/07/2013 20:49:40 CET

La parroquia lucense de Ferreira de Pantón registró la temperatura real máxima de la comunidad al sobrepasar los 43 grados centígrados

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las sensaciones térmicas han superado los 50 grados centígrados en algunos puntos de Galicia --especialmente en la mitad meridional de la comunidad-- durante la primera ola de calor de este verano, registrada la semana pasada.

Así lo revela un estudio de un equipo del departamento de geografía de la Universidade de Santiago (USC), que ha explicado que "la temperatura del aire no coincide habitualmente con la sensación térmica real que perciben los habitantes de un territorio", ya que "esta depende también de otras variables como la humedad, la velocidad del viento o la radiación solar".

Este equipo del departamento de geografía de la USC, coordinado por Alberto Martí Ezpeleta y Dominic Royé, ha obtenido los valores máximos de sensación térmica en las ciudades de Santiago, Vigo y Ourense --entre los días 4 y 9 de julio-- y los valores medios máximos en el mes de julio, a través del índice bioclimático de Temperatura Fisiológica Equivalente (PET), que utiliza variables meteorológicas y del balance humano de energía.

De esta forma, los expertos han calculado que la sensación térmica de la ciudad de As Burgas alcanzó los 50 grados, pese a que el mercurio se quedó en los 42. En Santiago, los termómetros alcanzaron los 38 grados, pero la sensación de calor llegó a los 45.

Por su parte, los vigueses experimentaron una sensación de 52 grados, aunque los termómetros sólo marcaban 35. Esto se debe, según explican los técnicos, a las altas temperatura mínimas, que el día 8 de julio, por ejemplo, no bajaron de los 29 grados.

MÁS DE 43 GRADOS

El informe realizado apunta que la parroquia lucense de Ferreira de Pantón registró la temperatura real máxima de la Comunidad gallega, al sobrepasar los 43 grados centígrados.

Asimismo, los expertos han remarcado los contrastes existentes entre las diferentes zonas de la geografía gallega, debidos, fundamentalmente, a la compleja orografía, las distancias al Océano Atlántico y a la latitud --que provoca contrastes térmicos entre los territorios del norte y del sur, con diferencias territoriales de más de 20 grados--.

Esto último explica que las sensaciones térmicas más elevadas se hayan registrado en la mitad meridional de Galicia, superando los 45 grados en los valles interiores de los ríos Miño y Sil, así como en las depresiones de Verín y Monforte.

Por el contrario, las sensaciones térmicas más bajas se han registrado en las comarcas del norte de Galicia, más expuestas a los vientos de componente norte, donde los valores no han superado los 30 grados. En la Serra do Xistral, por su parte, la sensación térmica ha sido inferior a los 20 grados.

ISLAS DE CALOR URBANAS

Este grupo también ha señalado el fenómeno de las islas de calor urbanas, lo que puede llegar a suponer una diferencia de más de cinco grados centígrados dentro de una misma urbe.

De esta forma, han argumentado que los valores térmicos recogidos en las estaciones meteorológicas, situadas habitualmente en la periferia de las ciudades, no siempre coinciden con las verdaderas temperaturas que los habitantes de los centros urbanos perciben.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies