El Sergas recibió 1.730 donaciones de sangre en las 48 horas siguientes al descarrilamiento del tren

 

El Sergas recibió 1.730 donaciones de sangre en las 48 horas siguientes al descarrilamiento del tren

Representantes del Sergas sobre las transfusiones tras el accidente de tren
EUROPA PRESS
Actualizado 31/07/2013 16:33:28 CET

Las donaciones recogidas multiplicaron el número medio diario en toda Galicia, que habitualmente es de 400

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Galego de Saúde (Sergas) ha informado de que en la noche del 24 de julio, tras registrarse el accidente de tren, el Centro de Transfusiones de Galicia (CTG) recibió 821 donaciones de sangre, acumulando un total de 1.730 en las 48 horas posteriores al descarrilamiento.

Por su parte, el día 25 el CTG abrió durante "un par de horas", con intención únicamente informativa, ya que en aquel momento las reservas de sangre estaban cubiertas. Así, el servicio volvió a restablecerse el viernes 26, cuando se consiguieron 909 donaciones más.

La gerente del Sergas, María Nieves Domínguez, ha comunicado en rueda de prensa que el número de donaciones medias diarias en toda Galicia "viene siendo de 400", con lo que las cifras conseguidas multiplican "la donación media diaria que se recoge en toda la Comunidad en dos días". Además, ha subrayado que en Galicia hacen falta "unas 500 unidades de sangre diarias", por lo que ha pedido "que la gente siga realizando ese acto altruista de donar".

Domínguez ha señalado que, tras el accidente ferroviario, en el CTG hubo una "auténtica marea solidaria" de donantes, lo que permitió registrar 474 nuevos donadores, es decir, "gente que no era donadora habitual y que se acercó por primera vez".

En relación a ello, ha resaltado que "la sangre es un bien escaso y necesario, que tiene una caducidad", por lo que ha transmitido la solicitud del Sergas "a esos nuevos donadores para que se conviertan en donadores habituales, a los donadores habituales para que se sigan acercando a sus puntos de extracción, y animar al resto de la población que nunca se ha acercado a una unidad de donación para que se hagan donadores y sigan mostrando esta solidaridad que caracterizó y que quedó reflejada en esta tragedia del pueblo gallego".

"Ahora mismo tenemos las necesidades cubiertas, pero sí que es importante que en los próximos días siga habiendo donaciones escalonadas", ha reclamado la gerente, por lo que ha pedido que se siga "acudiendo para que no dejen de estar cubiertas las necesidades".

EL CTG TRAS EL ACCIDENTE

La gerente del Sergas ha explicado que en la noche del accidente "se alertó al Centro de Transfusión de Galicia para mantener la actividad más allá de las 22.00 horas, que es el horario habitual", y que el servicio "se reforzó para poder atender a la marea de donadores".

Así, el punto fijo situado en el Monte da Condesa permaneció abierto durante toda la noche, habilitándose cinco puntos más de entrevista para pacientes y una sala de extracciones que se sumó a la ya existente.

Además, se distribuyeron tres unidades móviles de donación en Santiago. Dos situadas junto al punto fijo del Campus Universitario y una tercera aparcada en las inmediaciones del Hospital Clínico. Por otra parte, en las ciudades de A Coruña y Vigo también se abrieron los puntos fijos de donación, servicios reforzados con dos unidades móviles en A Coruña y una tercera junto al centro fijo de Vigo.

Finalmente, fue necesario también coordinar un dispositivo de comunicación con los donadores, "para que supieran a qué hora se podía hacer la extracción, a qué hora se les podía atender", ha señalado Domínguez, con lo que se consiguió "que la atención fuese lo más rápida posible", ha comentado.

UN SERVICIO SANITARIO "EXCELENTE"

El Servizo Galego de Saúde ha elogiado la actuación "de los servicios de emergencia, de los servicios de las urgencias tanto hospitalarias como extrahospitalarias, del personal del servicio de transfusión de Galicia, y del personal sanitario", que han calificado como "extraordinaria y excelente".

La gerente del servicio sanitario ha indicado que la coordinación fue la adecuada, para lo que se ha remitido a "los resultados de la actuación".

De esta forma, ha recordado que tras el descarrilamiento del tren el miércoles 24, la primera llamada al 061 se produjo a las 20.42, a las 20.43 se movilizaron los primeros recursos, a las 21.06 se hizo el traslado del primer paciente a un centro hospitalario y a las 00.59 de la noche todos los pacientes estaban distribuidos en los centros hospitalarios, "cada uno en su unidad de especialización o en la unidad que precisaba".

Por ello, Domínguez ha concluido que "los resultados están ahí". "Por parte del Servizo Galego de Saúde no tenemos más que sentirnos orgullosos de la profesionalidad de nuestros trabajadores", ha afirmado.

"AUTÉNTICA MAREA SOLIDARIA"

La gerente del Sergas, ha transmitido también su agradecimiento "a profesionales, a donadores, a otros centros de transfusión", tanto de españoles como portugueses, y a los medios de comunicación.

En referencia a aquellas personas que acudieron hasta los centros de transfusión, Domínguez ha señalado que "si no hay donadores, no hay donación". Así, ha agradecido su colaboración puesto que registraron "una auténtica marea solidaria de ciudadanos que se fueron acercando en la noche del accidente". Muchos de ellos, ha agregado, "nunca habían sido donadores", por lo que el objetivo es ahora "fidelizarlos y transformarlos en donadores habituales".

Un agradecimiento que ha dirigido también "a todos los centros de transfusión del España, y del país vecino, el Instituto Português do Sangue", que se pusieron a disposición del servicio gallego "por si fuese necesario recabar unidades de sangre".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies