El Gobierno justifica su veto a ceder la AP-9 por no "desmantelar" el Estado

 

El Gobierno justifica su veto a ceder la AP-9 por no "desmantelar" el Estado

Feijóo y De la Serna
EUROPA PRESS
Actualizado 31/07/2017 15:03:28 CET

   Fomento defiende actuaciones "singulares" para Galicia que no se dan "en otros sitios", como asumir 400 millones hasta 2048 por bonificaciones

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 (EUROPA PRESS)

   El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha alegado que transferir la autopista del Atlántico, la AP-9, a Galicia provocaría "numerosos pasos" similares en otras comunidades autónomas, sin un horizonte "final", lo que conllevaría un "cierto desmantelamiento" de la red viaria estatal.

   De esta forma, y aludiendo a la actual "coyuntura política", ha justificado el ministro este lunes, tras una reunión con el presidente de la Xunta, la negativa del Gobierno central a esta demanda.

   Junto a él, el titular del Ejecutivo gallego, el también popular Alberto Núñez Feijóo, ha subrayado que su equipo no renuncia a esta demanda, pero ha afirmado entender el argumento y ha considerado que ahora, en un momento de "tensiones territoriales" con la "deslealtad máxima" por parte de Cataluña --a la que no ha mencionado explícitamente--, "hay que apoyar al Gobierno de todos".

   Preguntado en concreto por el veto que su departamento ha impuesto, por segunda vez, para que el Congreso de los Diputados debata la iniciativa --aprobada por unanimidad en el Parlamento gallego para lograr la cesión de esta infraestructura--, el responsable de Fomento ha afirmado que "ya hay debate".

"VISIÓN GLOBAL"

   "Pocas cuestiones vemos en el ministerio con las que haya más debate", ha ironizado, antes de apelar a una "visión global" con la que, según ha dicho, debe actuar el Estado.

   En este escenario, y aún asegurando entender la "posición" de la Xunta, De la Serna se ha mostrado partidario de utilizar "las herramientas jurídicas y legales" en la defensa del "interés general" de los ciudadanos.

   Además, ha recordado las "consecuencias" que la transferencia de la titularidad de la autopista tendría "desde el punto de vista económico" si "se llevara a cabo". Este es el argumento, de hecho, con el que justificó el veto en la Cámara baja.

   Previamente, en su intervención inicial tras reunirse durante hora y cuarto con el titular de la Xunta, el ministro ha considerado "necesario" pronunciarse sobre la AP-9, vía al respecto de la cual se ha remitido a su "compromiso" inicial alcanzado al término de un primer encuentro con el Gobierno gallego.

   En este punto, el dirigente ha advertido de que "existen numerosas" peticiones del mismo tipo, para transferir infraestructuras, "en otras comunidades autónomas".

   Por su parte, ha defendido que la AP-9 siga formando parte de la red general del Estado: "Tiene que seguir manteniéndose", ha expuesto, antes de incidir en que solicitudes como esta constituyen "un elemento que genera cierta tensión política" en el actual escenario político.

"INÉDITO"

   En este sentido, acerca de la comisión, ha resaltado la medida porque supuso la puesta en marcha de "un instrumento inédito" de colaboración, que, en los últimos meses, "ha ido dando pasos" tras dos reuniones.

   En el marco de este trabajo "muy singular" con la Xunta, contemplando acciones "específicas" que se dan en Galicia "y no en otros sitios", De la Serna lo ha valorado como un foro "adecuado" de diálogo.

   A renglón seguido, se ha referido al acuerdo también "muy singular" y "especial" que implica que el Gobierno central asumirá por sí solo los costes derivados de la bonificación en dos tramos de la autopista.

   Consciente de las reivindicaciones de la Xunta, el ministro de Fomento ha resaltado que el Ejecutivo español hace "un esfuerzo" con esta medida, que supondrá un ahorro de "casi" 400 millones de euros hasta el final del periodo concesional (2048) para las arcas gallegas --que hasta ahora compartían el gasto con el Estado--.

   De la Serna ha calificado el decreto de "muy especial" y ha añadido que es el "primero" y "único" de estas características. Ha agregado que responde a una "decisión política del presidente Mariano Rajoy", que fue quien dio "el visto bueno".

"INJUSTICIA POR FIN REPARADA"

   Feijóo, en su discurso, ha visto "por fin reparada" una "injusticia" con la asunción de estos costes por parte del Estado. Así, ha llamado la atención que esos 400 euros hasta 2048 se podrán "invertir en otras infraestructuras".

   Además, ha reconocido que "no era tan optimista" sobre este asunto, "una excepción" que cambia la situación de un convenio que, según ha recordado, viene de la época de un "Gobierno socialista y el bipartito" y conllevaba un "deterioro de 7 millones de euros anuales".

   Ya que Rajoy "fue clave", Feijóo ha mostrado un "agradecimiento claro" por la "restitución de la justicia" en este ámbito, al entender que a Galicia "no le correspondía" el pago.

   También ha dado las gracias a De la Serna, a quien ha atribuido "seriedad" y el gusto por la "política útil", puesto que con él se materializa esta "difícil" actuación, aunque "se inició" con Ana Pastor al frente de Fomento.

   De este modo, y tras subrayar su "sorpresa", el presidente de la Xunta ha celebrado la noticia, y ha asegurado que únicamente el "retraso de tres trimestres" en la llegada del AVE fue una mala comunicación del nuevo responsable del ministerio a Galicia. "Todas las demás noticias fueron positivas", ha celebrado.

"HAY QUE APOYAR AL GOBIERNO"

   En lo que se refiere a la negativa a transferir la titularidad de la autopista, Feijóo ha avisado de que su Gobierno "no va a renunciar" a ello, puesto que "aspira a ser titular en el futuro".

   Con todo, y tras los argumentos esgrimidos por el ministro, ha dicho ser "consciente de los condicionantes que está viviendo España desde el punto de vista territorial", ante lo que ha apostado por ser un presidente "leal".

   Frente a "tensiones territoriales", el también líder de los populares gallegos ha hecho alusión a comunidades que, por ejemplo, están solicitando la cesión de autopistas que conectan con Francia, y en este escenario ha asegurado entender la "prudencia" del Gobierno central.

   Por la "especificidad del momento", y sin renunciar, ya que sería "incumplir" el compromiso electoral "dado", Núñez Feijóo ha considerado que "no sería razonable omitir" la existencia de "tensiones territoriales", y ha concluido que "hay que apoyar al Gobierno" de "todos" los españoles.

   Así, si bien ve "justo" reclamar la cesión de la infraestructura, también cree "justo reconocer lo que hicieron el presidente y el ministro en muy pocos meses", por la comisión de seguimiento, que "está funcionando", y la asunción del coste de las bonificaciones de los tramos A Coruña-A Barcala y Vigo-O Morrazo.

   También ha hecho alusión a actuaciones para intentar que "los peajes no estén bloqueados en determinados momentos del año", como en el periodo estival.

   Por último, se ha referido a la conectividad de la autopista a su paso por Santiago, con el vial "nuevo" que dará entrada a la Cidade da Cultura. En su turno, el ministro también reivindicó la apertura del enlace de Sigüeiro, enmarcada en las obras de ampliación de la capacidad de la AP-9 en el entorno de la capital gallega.

AUDASA

   Por su parte, el ministro ha constatado que el decreto que publicó el sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE) "trata de resolver" el posible enriquecimiento injusto de la concesionaria, Audasa.

   Ha explicado que para el cálculo de las bonificaciones "entra en juego" el tráfico inducido, "por capacidad de atracción", y ha expuesto que el objetivo ahora es "resolver esa situación para acomodarlo" a los datos actuales, de modo que el Gobierno central pague lo que corresponda en concepto de compensación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies