Los servicios mínimos retiran 7 toneladas de basura de las calles de Redondela y la empresa convoca a los trabajadores

Actualizado 02/11/2007 17:18:05 CET

Tres peones cooperaron de forma "voluntaria" para cumplir el decreto municipal, pero aún se amontonan más de 180 toneladas de residuos

VIGO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El servicio de la recogida de basuras en Redondela (Pontevedra) realizó esta noche su sexta jornada de huelga aunque por primera vez se realizaron los servicios mínimos decretados por el ayuntamiento. Asimismo, este mediodía, un representante de la empresa concesionaria del servicio, Urbaser, se puso en contacto con el representante de los trabajadores, Víctor Manuel Fuentes, para mantener una reunión a lo largo de la jornada.

Según confirmó Fuentes, en declaraciones a Europa Press, un representante de la empresa, desde Madrid, se puso en contacto telefónico con él, con el objetivo de mantener una "reunión" sobre las 17.00 horas en las oficinas de la empresa en Redondela. Sin embargo, el sindicalista explicó que "el hecho de que haya una reunión no significa necesariamente que se vaya a negociar", al tiempo que precisó que la hora exacta del encuentro está pendiente de confirmación por parte del comité de huelga.

En cuanto a los servicios mínimos, explicó que esta noche se recogieron alrededor de 7 toneladas de residuos sólidos urbanos, mientras que todavía quedan amontonados en las calles entre 180 y 190 toneladas. Asimismo, garantizó su cumplimiento en los próximos días, después de que, debido a las discrepancias entre trabajadores y patronal sobre el número de efectivos, no se efectuaran en las cinco jornadas anteriores.

Así, el representante de los trabajadores, y miembro de la CUT, destacó que "tres peones acudieron hoy voluntariamente" con cada camión de basura, para realizar la recogida en los puntos decretados por el ayuntamiento, como son centros de salud, colegios y guarderías, la feria de Chapela y los mercados.

TRABAJADORES VOLUNTARIOS.

Según criticó, "los servicios mínimos impuestos por la empresa, de sólo un conductor para el camión de carga lateral, son insuficientes" por lo que "los trabajadores secundaron la imposición de Urbaser y añadieron más personal, por propia responsabilidad" ante el cúmulo de desechos que hay en el municipio.

Finalmente, destacó que, de continuar la huelga, en los próximos días se mantendrán estas dotaciones voluntarias de personal, con el doble objetivo de "asegurar la recogida y desarmar a la empresa ante el posible pretexto de aferrarse al incumplimiento de los servicios para no querer negociar".

REIVINDICACIONES.

En cuanto a los motivos de la huelga, la plantilla de Urbaser solicita que cada camión de recogida trasera de basura de que disponga la nueva adjudicación del servicio cuente con un conductor y dos peones, una dotación de personal que los trabajadores ya tenían en la anterior concesión, de la misma empresa, pero que "en los últimos 6 años se había reducido a un conductor y un peón, por lo que pedimos que se recupere", explicó Víctor Manuel Fuentes.

También demandan que el convenio incluya subidas salariales del IPC más 3 puntos, que se respeten los horarios de trabajo y que los trabajadores puedan recuperar su antigüedad, puesto que "llevan seis años con ella congelada", explicó.