Los sindicatos de función pública convocan protestas el 19, el 26 y el 30 de julio contra los recortes

Concentración de empleados públicos en la Diputación de Lugo
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 19:32:40 CET

Repiten las concentraciones ante varios edificios administrativos de toda Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA/A CORUÑA/PONTEVEDRA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de función pública han acordado un calendario de movilizaciones, que han presentado este viernes a los trabajadores en varias asambleas, que prevé concentraciones y manifestaciones el próximo jueves, que se repetirán el día 26 y desembocarán en marchas en las siete grandes ciudades el 30 de julio.

Así lo han confirmado fuentes de los sindicatos, que han explicado que estas acciones pueden verse completadas con otras iniciativas locales. De hecho, las protestas, que comenzaron el propio miércoles, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció los recortes, se han repetido este jueves y este viernes. Cientos de funcionarios se han concentrado a las puertas de diferentes edificios administrativos de toda Galicia en la jornada de hoy.

En el caso de Santiago, los trabajadores estaban llamados a una asamblea a las 9.30 horas en San Lázaro y a las 12.30 horas en San Caetano. En esta segunda convocatoria se dirigieron al despacho del director xeral de Función Pública, José María Barreiro, quien explicó que el Gobierno gallego está a la espera de conocer los textos concretos para estimar el impacto de las medidas en Galicia.

El próximo jueves, 19 de julio, tanto la CIG como CC.OO. y UGT han llamado a movilizarse --estudian la posibilidad de unificar las convocatorias-- y ha hacer concentraciones por la mañana en los puestos de trabajo y salir en manifestación por las principales ciudades por la tarde. El día 26 están previstas, de nuevo, concentraciones, y el día 30, habrá manifestaciones en las siete mayores ciudades.

En A Coruña, más de un centenar de empleados públicos han concentrado ante el edificio administrativo de la Xunta protestar contra los recortes anunciados por el Gobierno central. Las protestas se han traslado también al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y a los nuevos juzgados. Los actos también se repitieron ante diferentes edificios administrativos, judiciales y centros sanitarios de las principales ciudades gallegas.

En la ciudad herculina, los manifestantes que secundaron la movilización convocada por los sindicatos ante el edificio de la Xunta en Monelos han portado pancartas en las que se podía leer "menos aplaudidores, más trabajadores" o "estar enfermo no es un delito", mientras coreaban consignas como: "esto nos pasa por un gobierno facha", "la culpa de quién es, de los que votan al PP", "no llueve, mean por nosotros".

En declaraciones a Europa Press, la coordinadora de Área Pública de CIG, Carmen López, ha manifestado su "repulsa" ante los recortes, que se harán "sin negociación previa". "Este paso no solo es un recorte de nuestros salarios y derechos sino que es un paso más en la desaparición de los servicios públicos", ha resaltado.

"BAJADA DE PANTALONES"

"Supone una bajada de pantalones a lo que está exigiendo el Banco Central Europeo (BCE) y la banca en general", ha denunciado la representante del sindicato nacionalista, quien ha apuntado que "con los servicios públicos" se va a "hacer pago del rescate de la banca".

En esta misma línea, se ha manifestado Alejandro Rodríguez, de CC.OO., quien ha considerado que la crisis la pagan los empleados públicos y ha añadido que la eliminación de la paga de diciembre "supone un recorte medio de un 7 por ciento y en algunos caso alcanza más del 10 por ciento".

PONTEVEDRA Y LUGO

En Pontevedra se han producido tres concentraciones. La primera de ellas se desarrolló a partir de las 10.30 horas ante el Pazo Provincial. Los funcionarios de la Diputación expresaron su malestar ante los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, quien también fue presidente de esta institución pontevedresa desde 1983 hasta 1986.

Media hora más tarde ante la Casa Consistorial, los trabajadores del Ayuntamiento de Pontevedra, convocados por los sindicatos UGT, CIG, CC.OO. y CSIF realizaron un paro bajo un intenso aguacero.

La última en desarrollarse, y también la más numerosa, ha sido la concentración ante el Edificio Administrativo da Xunta de Galicia en Pontevedra, convocada por todos los sindicatos con representación en la junta de personal de funcionarios y los comités de empresa de las distintas consellerías.

También los funcionarios de la Diputación de Lugo se reunieron a las puertas del edificio para criticar las "injustificables" medidas tomadas por el Gobierno central, que consideran que "no resuelven la crisis". Además, la vicepresidenta segunda, Lara Méndez, llevará al pleno una iniciativa una propuesta contra estos recortes.

MEDICINA Y PRISIONES

En Santiago, además de las asambleas en la Xunta, se han producido concentraciones ante edificios como el de la Seguridad Social, en Galeras; o en el Complexo Hospitalario Universitario de Santaigo (CHUS), en cuya entrada se concentraron más de 200 personas. Además, otro grupo recorrió en manifestación el perímetro del edificio del Clínico.

El sindicato de Enfermería (Satse) ha rechazado también las medidas y ha informado de que centenares de enfermeras se han concentrado en centros sanitarios de toda España para protestar por el "recortazo".

Asimismo, los funcionarios de la prisión de Pereiro de Aguiar (Ourense) han remitido un comunicado en el que informan de que se vestirán de negro todos los viernes en señal de protesta y para rechazar la "funcionariofobia y la denostación permanente" del colectivo de los empleados públicos. Los que deban llevar uniforme portarán un lazo negro.

En el sector de la enseñanza, FETE-UGT ha considerado que las medidas son "injustas e inútiles" y constituyen "una agresión sin precedentes, no ya a los derechos de los trabajadores, personas en paro y empleados públicos, sino a los fundamentos que hicieron posible la Constitución, y a la propia democracia".