Los sindicatos lamentan la muerte de dos trabajadores y denuncian las jornadas "abusivas" en las obras del AVE

Actualizado 02/07/2009 17:41:03 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos lamentaron hoy la muerte de dos trabajadores en sendos accidentes en Monforte (Lugo) y Soutomaior (Pontevedra) y denunciaron las jornadas "abusivas" de los empleados en las obras del AVE, en las que se produjo el segundo de los siniestros laborales.

En la jornada de ayer, falleció un trabajador tras ser atropellado en las obras del túnel del AVE en Arcade, en el municipio de Soutomaior, mientras que otro operario de 51 años de edad murió tras precipitarse desde un quinto piso en un edificio en obras en Monforte (Lugo).

En un comunicado, la CIG calificó de "terribles" las condiciones en las que desempeñan su trabajo los obreros del AVE, pues hacen turnos de hasta 12 horas. Este era el caso, sostiene la central sindical, del conductor del camión implicado en el accidente mortal de ayer en Arcade y a quien, afirmó, los responsables de la empresa "obligaron a acudir --hoy-- a su puesto".

La CIG lamentó la "ausencia" de medidas correctoras por parte del Gobierno gallego para poner fin a "esta sangría humana" y censuró que en las obras del AVE "sólo importan los plazos y no que vayan quedando personas en el camino". Así, transmitieron a la familia del joven fallecido ayer sus condolencias y apoyo.

Por su parte, UGT advirtió de que los accidentes laborales mortales "no son fruto de la mala suerte, sino de la ausencia de medidas de seguridad mínimas por parte de las empresas".

MAYOR IMPLICACIÓN DE LA XUNTA

Para evitar casos como los de ayer, reclamó a la Xunta una "mayor implicación" en materia de prevención de riesgos, pues las acciones emprendidas en la pasada legislatura "no están teniendo continuidad con el nuevo gobierno", aseguró el sindicato, que pidió la convocatoria "con urgencia" del Consello Galego de Seguidade e Saúde Laboral para que "presente y explique" cuáles serán las líneas de su trabajo.

CC.OO. detectó un "relajamiento" de las medidas de seguridad en el sector de la construcción, en el que se produjeron ambas muertes. Frente a ello, pidió que las empresas "no dejen de invertir en prevención", pues "no es humano que los trabajadores tengan que pagar con su vida los efectos de una crisis tan brutal" como al actual.

Además, instó a reforzar las actuaciones de las Inspección de Trabajo, actuaciones "contundentes" de la Fiscalía, control de las horas extraordinarias, endurecimiento de las sanciones a las empresas que incumplan la normativa y bajar la edad de jubilación hasta los 60 años para los trabajadores a pie de obra en la construcción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies