Sito Miñanco, que permanece en huelga de hambre, prevé responder en el juicio por blanqueo a todas las preguntas

Sito Miñanco en el juicio por blanqueo
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 21:10:20CET

   PONTEVEDRA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   José Ramón Prado Bugallo, más conocido como Sito Miñanco, permanece en huelga de hambre en la cárcel pontevedresa de A Lama, a donde fue trasladado para acudir desde este martes al juicio de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico que se celebra contra él y otras tres personas --su exmujer, una excuñada y un empresario al que la Fiscalía considera testaferro--.

   Según ha confirmado su defensa a Europa Press, está previsto que Sito Miñanco responda a todas las preguntas que se formulen durante la vista que está fijada para este jueves en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. La Fiscalía pide seis años de cárcel y una multa de 10 millones de euros.

   El cambadés permanece en la cárcel tras haber sido detenido de nuevo en un macrooperativo contra el narcotráfico que se llevó a cabo a principios de febrero cuando disfrutada de régimen de semilibertad en Algeciras. En este dispositivo judicial fueron arrestadas casi 40 personas en distintos puntos de la geografía española, entre ellos, la villa de Cambados, donde fue interceptada una hija suya y un hijastro de Laureano Oubiña.

   La defensa de Miñanco presentó un escrito de recusación de dos de los tres magistrados que componen el tribunal de la sala de la audiencia, alegando falta de "imparcialidad". Además, en él denunció que había tenido dificultades para poder preparar el juicio, una vista que el martes acogió las cuestiones previas y en la que este jueves se prevén que comparezcan los acusados.

   En este sentido, el abogado Gonzalo Boye ha manifestado este miércoles a Europa Press que está previsto que responda a todas las preguntas, para lo que este miércoles ha preparado con su cliente el juicio en una visita a la cárcel.

   En cuanto a la huelga de hambre, Boye ha vuelto a expresar la preocupación por la salud de su cliente, de 62 años, cuya huelga de hambre "no ha variado" desde que fue trasladado a la cárcel pontevedresa de A Lama. Al respecto, ha recordado que "tiene la tensión muy alta" y no puede tomar su medicación --dijo-- al no alimentarse.