El SLG pide que el precio de la leche "no baje de 33 céntimos" y cree "difícil" llegar a acuerdos definitivos este mes

Actualizado 02/02/2006 19:49:13 CET

Lidia Senra anuncia nuevas movilizaciones en el caso de que los acuerdos con la industria láctea no resulten "satisfactorios"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El responsable del sector ganadero del Sindicato Labrego Galego (SLG), Xabier Gómez Santiso, cifró hoy en 33 céntimos el precio mínimo que las industrias deberían pagar a los productores por cada litro de leche y confesó que será "difícil" que ambas partes logren un acuerdo definitivo en el mes de febrero, a pesar del preacuerdo alcanzado ayer.

En rueda de prensa, Gómez Santiso explicó que se abre "una situación de esperanza" para el sector después de que las industrias lácteas aceptasen negociar con los productores el precio de la leche, con la mediación del conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal.

De todas formas, el responsable del sindicato advirtió de que la situación aún es complicada porque es "excesivo trabajo en poco tiempo". Según él, hay que arreglar en febrero "lo que no se avanzó en 20 años", por lo que consideró que será difícil llegar a un acuerdo definitivo.

Uno de los requisitos que pondrá el SLG en la negociación es que el precio de la leche "no debe bajar de 33 céntimos", una cantidad que garantice a los ganaderos cubrir el coste de explotación y su salario. "Bajar el precio significaría cerrar las explotaciones", alertó.

Además, el responsable del sector ganadero del sindicato exigió "transparencia" en la negociación y que se garantice un precio medio por campaña para los productores de leche. "Las primeras interesadas en que los precios no bajen deben ser las industrias", indicó, antes de subrayar que el mercado de la leche está en condiciones de aceptar un mantenimiento de los precios, sin que se produzcan las bajadas solicitadas por las empresas. "No están en un momento de crisis ni conflictivo", concluyó.

MOVILIZACIONES

Por su parte, la secretaria general del SLG, Lidia Senra, advirtió a la industria de que los ganaderos retomarán las movilizaciones "si hay posiciones unilaterales por parte de las empresas" en el proceso de negociación. "La mesa de diálogo es para debatir", sentenció.

Además, llevarán a cabo movilizaciones" en el caso de que los acuerdos que se produzcan entre productores e industria "no sean satisfactorios". Del mismo modo, también se movilizarán si la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL) "viene a torpedear la mesa".

Para Lidia Senra, el preacuerdo alcanzado ayer pone de manifiesto "que no existía razón que justificara la bajada de precios" que quería imponer la industria de la leche. "No había argumentos y entramos en una vía de negociación", explicó la máxima responsable del sindicato.