Sólo Feijóo, los conselleiros y los delegados tendrán derecho a uso exclusivo de coche oficial y chófer

O PRESIDENTE DA XUNTA COMPARECE NA ROLDA DE PRENSA POSTERIOR AO CONSELLO DA XUNT
XUNTA/CONCHI PAZ
Actualizado 02/12/2011 17:41:40 CET

La Xunta prevé ahorrar 1,3 millones con esta medida, que se sumarán a los casi tres ahorrados con la primera fase del plan de racionalización

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Sólo el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, sus conselleiros y los cinco delegados territoriales de la Xunta --un total de 16 cargos autonómicos-- tendrán derecho al uso exclusivo de vehículo oficial y chófer, mientras que el 90 por ciento restante de altos cargos podrán utilizar los coches cuando lo requieran previa petición al servicio de incidencias del parque móvil.

La decisión, autorizada por el Consello de la Xunta, afectará al 90 por ciento de los 160 altos cargos que, hasta el momento, tenían asignado coche y chófer y será efectiva cuando se ponga en marcha la segunda fase del plan de racionalización del parque móvil. Según ha explicado el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, que compareció con el presidente tras la reunión del Gobierno, esto ocurrirá antes de que finalice el primer trimestre de 2012.

Conforme a esta decisión, los altos cargos que residan en la capital gallega --aproximadamente el 30 por ciento del total-- ya no tendrán "en ningún caso" el servicio de recogida del que disponían hasta el momento y, cuando lleguen a su puesto de trabajo, si necesitan un vehículo, tendrán que notificarlo al servicio de incidencias del parque móvil. Tras la gestión, les recogerá un conductor en un coche que esté "disponible".

En cuanto a los altos cargos que viven fuera de Santiago, un total de 55, tendrán un servicio compartido de traslado a su puesto de trabajo al inicio y al fin de su jornada, con "una media de tres altos cargos por vehículo". Con esta medida, la Xunta prevé ahorrar 1,3 millones de euros al año, que se sumarán a los casi tres millones ya conseguidos con la aplicación de la primera fase del plan de racionalización.

Rueda ha explicado que se podrá ahorrar 190.000 euros en gastos de funcionamiento, unos 630.000 derivados por la no cobertura temporal de bajas y servicios, 182.000 en horas extra de conductores y 360.000 en el pago de taxis para notificaciones judiciales. Sobre esta última partida, ha añadido que la primera fase del plan de racionalización permitió ahorrar 500.000 euros del total de tres millones.

MANTENER DERECHOS DE LOS CONDUCTORES

Esta decisión, que el presidente Alberto Núñez Feijóo ha celebrado porque continúa por el camino de la "racionalización", no afectará a los "derechos laborales" de los conductores del parque móvil de la Xunta, según ha indicado el conselleiro de Presidencia.

Del mismo modo, ha precisado que no habrá una reducción de los chóferes, que forman parte del personal en plantilla de la Xunta de Galicia, aunque sí se ahorrará al no tener que cubrir determinados servicios con motivo de "permisos, bajas o vacaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies