La subdirectora de Farmacia investigada en la causa de la Hepatitis C se va al Ministerio

Actualizado 27/03/2018 13:08:40 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La hasta ahora subdirectora xeral de Farmacia del Sergas, Carolina González-Criado, investigada por homicidio imprudente en la causa de la Hepatitis C, deja la Administración autonómica para asumir un nuevo cometido en el Ministerio de Sanidad, a raíz de una oferta del departamento de Dolors Monserrat.

   Según han confirmado fuentes de la Xunta a Europa Press, el Ministerio de Sanidad ha solicitado la incorporación de Carolina González-Criado, que es funcionaria, para participar en un estudio relacionado con el área farmacéutica, por lo que ésta ha solicitado el cese "a petición propia".

   Las mismas fuentes han puntualizado que no está previsto que se incorpore hasta principios de abril a su nuevo cometido, para participar en un estudio relacionado con el área farmacéutica, a petición del Ministerio de Sanidad.

   El diario.es avanzó el fichaje por parte del Ministerio de González-Criado, imputada por homicidio imprudente por retrasar fármacos de la hepatitis C "con razones presupuestarias" a seis pacientes que acabaron muriendo, por lo que deja el Gobierno gallego para incorporarse al Ministerio que dirige Dolors Montserrat.

INVESTIGACIÓN

   Además de González-Criado, está investigado el gerente del área sanitaria viguesa, Félix Rubial, entonces director de Asistencia Sanitaria, en el procedimiento abierto por el suministro de los tratamientos a los enfermos afectados por Hepatis C por un supuesto delito de homicidio en seis de los ocho casos que incluye la causa.

   La investigación abierta de el Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago trata de aclarar si hubo un retraso ilícito en la evaluación de pacientes con Hepatitis C, necesaria para que pudieran recibir los tratamientos.

   El juez decidió investigarlos por prevaricación, aunque la Fiscalía les atribuía también un supuesto delito de "homicidio por imprudencia profesional grave" al retrasar la administración de los fármacos "por razones presupuestarias", situación que estimó la Audiencia Provincial de A Coruña.