Susana Díaz no permitirá que el PSOE se "disfrace" o sea arrastrado a posiciones que no son las suyas

Susana Díaz en Lugo
EP/100%PSOE
Actualizado 30/04/2017 8:07:48 CET

LUGO, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La precandidata a las primarias del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha querido dejar claro este sábado desde Lugo que si resulta elegida Secretaria General no permitirá que en su partido mande nadie que no sean los socialistas ni que se "disfrace" de lo que no es.

Durante una cena con compañeros socialistas en el hotel Torre de Núñez en su última jornada en Galicia dentro de su campaña de las primarias, Susana Díaz ha insistido en apelar a la unidad en su partido para poder decir a la gente que tenemos un proyecto colectivo para "levantar" España, con la bandera de la "igualdad" de todos los ciudadanos, vivan donde vivan.

En esta intervención, ha vuelto a criticar el "numerito" del líder de Podemos, Pablo Iglesias, sobre la moción de censura contra Mariano Rajoy, cuando al final lo que ha sido es un "capotazo" al presidente, porque en lugar de estar hablando de que se den explicaciones y se asuman responsabilidades sobre la corrupción en las filas del PP "estamos hablando del ego" del líder de Podemos, ha dicho.

Asimismo, ha querido dejar claro, ante los ataques de Podemos a históricos socialistas como Felipe González, que si tiene el voto mayoritario de los hombres y mujeres de su partido, a ella no la va a callar "nadie en la defensa de la dignidad del PSOE". "No voy a permitir que en este partido mande nadie que no sean los socialistas", ha sentenciado Susana Díaz, afirmando que "no vamos a disfrazarnos de lo que no somos ni vamos a permitir que nadie nos arrastre a posiciones que no son las nuestras".

"No quiero que nadie nos arrugue ni nos humille ni nos diga lo que tenemos que hacer", ha señalado Susana Díaz, quien ha denunciado que desde fuera del PSOE hay quienes quieren interferir en la voluntad libre de los socialistas.

"Estamos cansados de odios y resentimientos", según ha señalado la dirigente andaluza, apuntando que a España, el odio y el resentimiento nunca le vino bien.

Para Susana Díaz, los socialistas tienen hoy la responsabilidad histórica de cohesionar territorialmente España, con la bandera de la "igualdad". Ha indicado que ella no entiende de territorios, "sino de personas con derechos", vivan donde vivan.

Ha expresado que está afrontando este proceso interno en el PSOE "feliz y contenta" porque tiene la satisfacción de recorrer todos los rincones de España con el tremendo honor de decir a sus compañeros que quiere ser la primera secretaria general en 140 años de historia de este partido. Ha insistido en que eso es un "honor enorme y tremendo", algo que no se podía imaginar cuando llegó con 17 años a su agrupación de Triana a afiliarse.

Ha indicado que el PSOE ha cambiado la historia de España, ha hecho que generaciones de españoles vivan mejor y es el partido que permite que la hija de un fontanero y de un ama de casa pueda pedir hoy que la voten como secretaria general porque quiere romper ese techo de cristal y el de la presidencia del Gobierno.

Díaz ha garantizado que se va a comportar siempre "como una buena socialista" porque se lo debe a todos los compañeros de distintas generaciones que confían en ella y que quieren acompañarla para levantar el PSOE y poder levantar también este país.

Ha señalado que ella opta a ser secretaria general porque quiere que el PSOE diga a este país y a los ciudadanos que tenemos un proyecto colectivo con el que nos podemos hacernos cargo de nuevo de España.

Para Susana Díaz, lo primero que tienen que hacer los socialistas para decir a los ciudadanos que estamos dispuestos a hacernos cargo de España, es "unirnos, respetarnos entre nosotros y ser leales a un proyecto con 140 años de historia". Ha expresado que quiere que las primarias sean una oportunidad para hablar bien de nosotros y de lo que a la gente le interesa.

Ha garantizado que, si gana las primarias, desde el "minuto uno" será la secretaria general de todos los socialistas, hayan avalando a quien hayan avalado, algo que se hace con "fraternidad y respeto a la familia socialista".

Susana Díaz ha manifestado que ella quiere un PSOE ganador tanto en España como en cada uno de los rincones del país y que así vuelva a tener la mayoría social. "Me gusta ganar, no ganar por ganar, sino porque es la manera de cambiarle la vida a las personas", ha apuntado.

En este último acto en tierras gallegas, Susana Díaz ha estado acompañada por el eurodiputado y exministro de Fomento, José Blanco, y por la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies