Suspenden hasta este sábado la búsqueda de la joven a la que arrastró el mar en A Coruña

Actualizado 30/03/2018 20:04:08 CET

   El padre y la hermana, "destrozados", siguieron de cerca las labores de rastreo y reciben atención psicológica

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las malas condiciones del mar en A Coruña han obligado a suspender poco después de las 18,00 horas las labores de búsqueda por mar y por aire de la joven ourensana de 22 años a la que arrastró una ola en la madrugada de este viernes.

   La concejala responsable de seguridad ciudadana, Rocío Fraga, ha informado de que el amplio dispositivo que ha trabajado durante toda la jornada este viernes no ha conseguido ningún resultado, si bien efectivos que iban en el helicóptero 'Helimer' estuvieron "un rato parados mirando" una zona, "pero no era nada".

   Las tareas por tierra continuarán mientras la luz lo permita y además quedará un retén básico por la noche en la zona de la coraza. Este sábado a primera hora se retomará todo el operativo, con la intención de poder realizar algún rastreo y si es posible bucear en zonas rocosas próximas a donde se produjo el incidente, dado que las condiciones del mar se prevén mejores.

   De hecho, para el mediodía de este sábado se producirá la bajamar, momento en el que el dispositivo centra sus mayores esperanzas para dar con el cuerpo de la joven.

   El padre y la hermana de la joven, "destrozados" y "en shock", acudieron este viernes a A Coruña junto a otros familiares para seguir de cerca las labores de búsqueda y han recibido atención psicológica. "Estamos en permanente contacto telefónico con ellos", ha apuntado la edila.

OTRAS TRAGEDIAS

   En enero de 2012, una fiesta de estudiantes de Erasmus acabó en tragedia en el Orzán, con cuatro fallecidos: un joven eslovaco que se introdujo en el mar de madrugada y los tres agentes de policía que intentaron rescatarle.

   Este suceso se produjo también pasadas las 5,00 horas, cuando el joven Tomas Velicky, natural de Bratislava (Eslovaquia) y nacido en el año 1988, se metió en el agua para "mojarse los pies", sin poder salir por sus propios medios debido a la pleamar que lo arrastró mar adentro.

   El caso más reciente sucedió en abril de 2017, cuando el joven senegalés Moussa Cissé falleció también en esta playa al arrastrarlo el mar cuando se acercó a recoger un balón.

Contador