Suspendido el pleno municipal de Vigo por las protestas de las limpiadoras de colegios públicos

Pleno de Vigo
EP
Actualizado 29/11/2010 15:42:54 CET

López Font (PSdeG) asegura que el Ayuntamiento mantiene "el horario que marca el pliego" del concurso del servicio

VIGO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Corporación Municipal de Vigo ha sido suspendido este lunes a consecuencia de las protestas de las limpiadoras de los colegios públicos --trabajadoras de la empresa concesionaria de este servicio--, que acudieron a la sesión de esta mañana para reclamar que se les dejase intervenir y exponer su situación.

El pleno ha comenzado pasadas las 9.00 horas y, transcurrida algo más de una hora, debido a las protestas de las limpiadoras, que interrumpieron en diversos momentos las intervenciones de los concejales; se decidió parar la sesión media hora y se celebró una junta de portavoces.

Así, sobre las 10.45 horas el alcalde, Abel Caballero, ha expuesto la decisión tomada --en base a las posibilidades que permite el reglamento del pleno-- sobre la suspensión ante la "imposibilidad" de continuar, y ha informado de que el martes se convocará una junta de portavoces para fijar una nueva fecha --en un plazo de 10 días-- y retomar la sesión donde quedó interrumpida.

Las trabajadoras de la limpieza, que mantienen este lunes su decimotercera jornada de huelga indefinida para reclamar mejoras laborales y explicaron que habían solicitado por escrito intervenir en el pleno pero que no se les concedió esta posibilidad, han gritado durante la sesión diversas consignas y presentaron carteles con el lema 'Horarios colegios públicos solución'. Entre otras, han coreado consignas como '¡Colexios públicos, solución!', '¡Alcalde, dimisión!', '¡Prepotentes!' y, durante el receso, '¡Sal al salón con una solución!'.

REACCIONES

En declaraciones a los medios, el portavoz del grupo municipal socialista, Carlos López Font, ha afirmado que Caballero tuvo "mucha paciencia" durante la sesión, al pedir en reiteradas ocasiones que cesasen sus protestas y ha considerado que la opción tomada --la de suspender el pleno-- "era la mejor". Además, ha censurado el comportamiento de las huelguistas, "interrumpiendo permanentemente" el desarrollo de la sesión cuando existen "otros cauces" de diálogo.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PP, José Manuel Figueroa, ha acusado al alcalde de haber decidido "unilateralmente" la suspensión del pleno. También ha criticado como "muestra clara de falta de democracia" y de "arrogancia fuera de límites" el que no se dejase intervenir en el pleno de este lunes a un colectivo que así lo había solicitado, manifestando su "queja" al respecto.

"Es la primera vez en la historia del Ayuntamiento en la democracia que se suspende el pleno para reanudarlo otro día porque a un colectivo no se le deja hablar", ha afirmado el edil del PP, quien ha anunciado que su formación solicitará que "puedan hablar libremente".

Ante las acusaciones de Figueroa, López Font ha tildado al popular de "cobarde político" por no haber manifestado su discrepancia en la junta de portavoces y sí hacerlo ante los medios de comunicación, al tiempo que acusó al PP de "alentar" situaciones de conflicto en plenos y querer hacer de ellos "un circo".

Por su parte, el teniente de alcalde, el nacionalista Santiago Domínguez Olveira, ha destacado que su formación nunca aceptaría "un pleno a puerta cerrada" y ha afirmado que el acuerdo de suspensión tuvo el "apoyo" de la junta de portavoces. No obstante, ha considerado que "nunca" se debe llegar a ese punto en un conflicto, haciendo un llamamiento al "diálogo" e intentar buscar "la mejor solución".

Asimismo, ha afirmado que si el colectivo de limpiadoras tiene una petición formalmente hecha para poder participar en el pleno, tienen "toda la legitimidad" para intervenir.

CONFLICTO

La responsable de CIG-Servizos en la comarca de Vigo, Tránsito Fernández, ha lamentado --en declaraciones a los medios realizadas una vez suspendido el pleno-- que no se haya atendido a su petición para intervenir, al tiempo que ha criticado que no se les ha dado una "explicación".

"Creo que están poniendo trabas para que el conflicto no llegue a la opinión pública", ha afirmado, al tiempo que ha mantenido la demanda, dirigida al Ayuntamiento, de que se permita trabajar a las limpiadoras desde antes de las 18.00 horas, para favorecer las posibilidades de cotización que tienen las que menos horas trabajan.

Por su parte, Carlos López Font ha afirmado que el Ayuntamiento mantiene "el horario que marca el pliego" del concurso por el que se adjudicó el servicio --el de 18.00 a 22.00 horas-- y ha recordado que "la empresa y el comité de empresa conocían ese horario", que es, según añade, "el que pide la comunidad educativa".

El portavoz socialista ha afirmado que se trata de un conflicto entre la compañía y los trabajadores y ha asegurado que la Administración local "ha hecho lo que le corresponde, que es mediar". En ese sentido, mantiene que sigue abierto al "diálogo", si bien precisa que no se aceptarán "presiones", teniendo en cuenta además que el convenio colectivo de estas trabajadoras está todavía en vigor --hasta diciembre de 2011--.

En cuanto a la petición de intervenir en el pleno --cursada el pasado lunes por las limpiadoras--, ha afirmado que en la junta de portavoces celebrada el pasado jueves para abordar el orden el día del citado pleno no iba ese asunto, lo cual ha achacado a la posibilidad de que la solicitud no haya sido presentada en el registro adecuado, ya que el nuevo reglamento plenario introduce cambios a ese respecto.

ACUERDOS ADOPTADOS

En cuanto a los asuntos abordados en el pleno de este lunes, antes de ser suspendido, se aprobó, con los votos del PSdeG y BNG y con el rechazo del PP, las modificaciones de las ordenanzas fiscales para 2011. Así, se aplicará el IPC y habrá reducciones en servicios como "guarderías, el centro de día para mayores, el servicio de atención domiciliaria" así como una ampliación de exenciones y bonificaciones en determinados impuestos.

Según ha afirmado la concejala de Economía y Hacienda, Raquel Díaz, un total de 10.000 personas se beneficiarán de exenciones. Díaz ha defendido también estas modificaciones por suponer una "menor carga fiscal, menor endeudamiento y una mayor prestación de servicios".

Sin embargo, el concejal del PP Jorge Conde ha criticado que "se suben los impuestos para poner más letreros en la ciudad" y ha estimado que en vez de congelarse las tasas, "congelada va a quedar la cuenta de muchos ciudadanos a quienes el sueldo no les suba ese 1,5 por ciento --en alusión al IPC--".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies