Los efectos del viento y la lluvia crean problemas en carreteras, aeropuertos y trenes en Galicia

Actualizado 24/01/2009 15:12:21 CET

Cinco vuelos fueron desviados y las vías de más de 200 municipios registraron incidencias por la presencia de árboles y objetos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El temporal de viento y lluvia que azotó Galicia esta noche provocó el cierre de los aeropuertos gallegos y numerosas incidencias en las carreteras de la mayor parte de los municipios y en la red ferroviaria, derivadas fundamentalmente de la caída de árboles.

Asimismo, los fuertes vientos causaron diversos daños materiales en viviendas, de las que arrancaron tejas, y otros edificios y desplazaron objetos en las calles, mientras que se produjeron inundaciones de bajos y garajes en Boiro (A Coruña) y Foz (Lugo).

Los tres aeropuertos gallegos sufrieron ayer las consecuencias del temporal de viento y lluvia que azotó Galicia y cinco vuelos tuvieron que ser desviados. Así, según confirmaron a Europa Press fuentes de Aena, los aeropuertos de Alvedro, Peinador y Lavacolla permanecieron cerrados desde última hora de la tarde de ayer a causa del fuerte viento.

En concreto, el aeropuerto de Peinador, en Vigo, cesó su actividad pasado el mediodía de ayer, mientras que el aeropuerto de Santiago cerró operaciones sobre las 20.00 horas y el de A Coruña en torno a las 21.00 horas.

Los vuelos que despegaban de estos aeropuertos tuvieron que ser cancelados, mientras que los que los tenían como destino tuvieron que ser desviados hacia otros aeródromos.

Según apuntó Aena hoy, los tres aeropuertos gallegos ya han abiertos sus pistas esta mañana y están en estos momentos operando con normalidad.

CARRETERAS

La circulación por carretera se vio afectada en diversos puntos de la red viaria gallega y, según informó hoy Emerxencias-112, la caída de árboles provocó, en la provincia de A Coruña, el corte de la AC-862 en Espasante (Ortigueira) y la AC-162, entre Sada y Bergondo.

En Ourense, el tráfico fue interrumpido, también por la presencia de árboles sobre el firme, en la AC-546, en Nogueira de Ramuín; en la OU-0303, en Cenlle; y en la OU-101, en la carretera entre Ourense ciudad y Celanova.

Además de estos cortes, la circulación se vio afectada por caídas de árboles y la presencia de otros obstáculos en la vía en más de 200 de los 315 municipios gallegos, la mayor parte de ellos en la provincia de A Coruña.

TRENES

En cuanto al transporte ferroviario, Renfe informó de que la vía tuvo que ser cortada en el ayuntamiento coruñés de Cambre debido a que un árbol cayó sobre la misma. Asimismo, indicó que el temporal causó diversas incidencias que fueron resueltas "sobre la marcha".

Las conexiones de larga distancia con la meseta se vieron afectadas y los pasajeros que viajaban desde Madrid a Ferrol tuvieron que realizar el recorrido desde Monforte de Lemos (Lugo) en autobús, mientras que el retraso acumulado en el tren que hace la ruta entre la capital española y A Coruña superó las cinco horas y media. VIENTOS

El temporal que esta noche azotó Galicia trajo vientos huracanados que alcanzaron su máximo en Estaca de Bares (A Coruña), donde se llegaron a registrar rachas de hasta 194 kilómetros por hora.

Asimismo MeteoGalicia registró rachas de 182 kilómetros por hora en Os Ancares (Lugo), de 167 kilómetros por hora en Malpica (A Coruña) y 148 en Burela (Lugo).