Torres-Dulce aboga por "sentarse todos" en la reforma de la planta judicial

Actualizado 27/06/2014 13:53:14 CET

El vicepresidente de la Xunta recuerda que Galicia presentó alegaciones y aboga por "conjugar" los diferentes puntos de vista

   BERGONDO (A CORUÑA), 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha defendido, en la reforma de la planta judicial, "sentarse entre todos" con el fin de ver cómo se puede "conciliar" un modelo "moderno" con las tradiciones y "necesidades poblaciones reales" de la estructura demográfica de este país.

   En declaraciones a los medios antes de participar en el curso de verano de la Fiscalía en Bergondo (A Coruña), Torres-Dulce ha recordado que el Consejo Fiscal ha hecho un informe "crítico" y le hubiese gustado que se definiese "antes" la ley de planta que la normativa del poder judicial.

   Así, ha manifestado que, a su juicio, tal y como está planteada la reforma, "se carga excesivamente a las comunidades autónomas en cuanto al desarrollo de la demarcación y planta en la toma de decisiones".

   Para Torres-Dulce, se trata de "conciliar" la estructura judicial que está "demasiada anclada en el siglo XIX", en una España ruralizada con juzgados de instrucción, con "una planta de exigencias modernas, en que las grandes concentraciones urbanas deben representar el modelo de respuesta a las necesidades ciudadanas".

   Todo ello, ha agregado el fiscal general del Estado, "siempre sin dificultar el acceso a los ciudadanos, porque está en juego la tutela judicial efectiva".

ALEGACIONES DE LA XUNTA

   Por su parte, el vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Administracións Públicas e Xustiza, Alfonso Rueda, ha recordado que el Gobierno gallego envió sus alegaciones, "sencillas, claras y contundentes", para que se mantuviesen los tribunales de instancia en las siete ciudades y sus partidos judiciales.

   Rueda ha defendido una "justicia moderna", pero también "cercana" a los ciudadanos, y ha subrayado la importancia de que la reforma planteada por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón "al final no le cueste más a los ciudadanos". "Y si tiene más recursos, también hay que hacer las previsiones presupuestarias", ha apostillado.

   El vicepresidente autonómico ha remarcado que los informes al respecto de la reforma que "se van conociendo" son "coincidentes" con las alegaciones presentadas por la Xunta, algo que atribuye a que son cuestiones "lógicas y beneficiosas" para todos, por lo que desea que al final se "plasmen" en la reforma.

   Bajo su punto de vista, es preciso alcanzar una solución que sirva para "muchos años" y que "conjugue la justa y necesaria cercanía ciudadana con una justicia eficaz y del siglo XXI, que también demanda cambios". "No es nada fácil, pero se puede hacer entre todos", ha agregado.

   Asimismo, Alfonso Rueda ha recordado que la Xunta ha hecho desde el principio actuaciones para que se tengan en cuenta las "peculiaridades" de Galicia, "recogiendo la opinión de todo el mundo, de todos los que tengan algo que decir".