Touriño actuará el sábado como Delegado Regio en la Ofrenda de Traslación que se celebrará en la Catedral de Santiago

 

Touriño actuará el sábado como Delegado Regio en la Ofrenda de Traslación que se celebrará en la Catedral de Santiago

Actualizado 28/12/2006 12:52:06 CET

Varias autoridades civiles, militares y religiosas recordarán el legendario traslado de los restos del Apóstol Santiago

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, actuará como Delegado Regio en la Ofrenda Nacional de Traslación que se celebrará el sábado, como cada 30 de diciembre, en la Catedral de Santiago de Compostela.

Su Majestad El Rey Juan Carlos I designó la semana pasada a Touriño, como Delegado Regio en la Misa Solemne de la Ofrenda Nacional de Traslación de los Restos del Apóstol Santiago, que comenzará a partir de las 11.30 horas de este sábado. Las autoridades y los miembros de la Corporación compostelana se congregarán primero bajo los soportales del Pazo de Raxoi, sede del Ayuntamiento de Santiago.

Minutos más tarde, Touriño llegará al a Plaza del Obradoiro, donde será saludado por el jefe de la Fuerza Logística Operativa, general Yagüe Martínez del Campo, que la acompañará en el acto en el que recibirá honores y pasará revista a las tropa. Seguidamente, el Delegado Regio saludará a las autoridades y, acompañado por la presidenta del Parlamento de Galicia, Dolores Villarino, y el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, encabezará la comitiva civil con el resto de autoridades, que se dirigirá a la Catedral de Santiago.

Siguiendo la tradición, el Delegado Regio será recibido en el Pórtico de la Gloria por dos canónicos de la Catedral y escuchará la interpretación de las chirimías. Tras recibir el saludo del arzobispo de Santiago, Monseñor Julián Barrio, el presidente de la Xunta y el resto de la comitiva civil entrará en procesión en la basílica para ocupar sus lugares en el inicio de la Santa Misa.

El Altar Mayor de la Catedral acogerá las celebraciones, que incluyen la invocación del Delegado Regio al Apóstol y, en la Homilía, la respuesta del arzobispo compostelano. Una vez finalizada la misa, la comitiva civil volverá a salir al Obradoiro desde el Pórtico de la Gloria.

Tras los actos religiosos, la celebración de la Traslación del Apóstol continuará en el Pazo de Raxoi, donde el Delegado Regio firmará en el Libro de Oro de la ciudad y recibirá un obsequio del Ayuntamiento de Santiago. En la sede municipal, está previsto que Sánchez Bugallo y Touriño dirijan unas palabras a los asistentes a la recepción organizada por la institución local compostelana.

TRADICIÓN

La ceremonia de la Traslación se celebra anualmente el 30 de diciembre en recuerdo del legendario traslado de los restos del Apóstol Santiago desde el puerto de Jaffa (Jerusalén) hasta las costas gallegas, donde fueron desembarcados en el muelle de Iría Flavia, en Padrón (A Coruña). Según la tradición, la Reina Lupa, soberana de las tierras, envió tropas en persecución de la comitiva apostólica que fue salvada por un milagro que ahogó a los perseguidores en las aguas del río Tambre.

La Reina Lupa quedó tan asombrada por este hecho que ofreció su ayuda a los discípulos para que pudiesen enterrar los restos del Apóstol, que son trasladados en un carro tirado por bueyes que al azar buscan el lugar para el reposo del hijo de Zebedeo.

Tras detenerse, según la leyenda, en la fuente de la actual calle de O Franco, los bueyes continúan su camino hasta quedar inmóviles en el lugar que desde aquella se denomina "Libredón" ("Liberum domum", regalo libre) donde es enterrado y pasa al olvido el Apóstol hasta su posterior descubrimiento en el año 813 por un eremita.

El rey Alfonso VI realizó en el año 1109 la primera ofrenda de la Traslación, entregando una docena de talentos de oro y otra de marcos de plata. En 1642, bajo el reinado de Felipe IV esta ceremonia se institucionaliza con carácter definitivo. Desde entonces actúa como oferente El Rey o un Delegado Regio.

Touriño, en su condición de presidente del Gobierno gallego, ya había sido elegido por la Casa Real el pasado julio para actuar como Delegado Regio en la tradicional Ofrenda del Apóstol y este sábado tomar el relevo del jefe de la Casa Real, Alberto Aza Arias, quien representó al Rey en los actos del 30 de diciembre de 2005.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies