Touriño confía en la licitación pública y de viviendas protegidas para mantener "activa" la construcción en 2008

Actualizado 22/10/2007 16:18:56 CET

Fontenla advierte de "nubes" en un sector que "llegó a su techo" tras una década creciendo, pero espera "un aterrizaje no traumático"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, confía en que la licitación pública y de viviendas protegidas pueda "sustituir" a la hasta hace poco pujante actividad inmobiliaria y que de esta manera el sector de la construcción "se siga manteniendo activo" el próximo año.

Pérez Touriño realizó estas manifestaciones después de que el máximo responsable de los empresarios gallegos, Antonio Fontenla, advirtiese de "nubes" en un sector que, en su opinión, "ha tocado techo tras 10 ó 12 años creciendo", algo que calificó de "insólito", aunque espera que se produzca "un aterrizaje no traumático".

Los presidentes del Ejecutivo autonómico y de la patronal se reunieron, en compañía del conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, para analizar los presupuestos para 2008, aprobados por la Xunta la semana pasada, y que ascenderán a 11.556 millones de euros, un 7,3 por ciento más, con una previsión de crecimiento del 3,5 por ciento y la creación de 32.400 empleos.

Touriño reiteró que las estimaciones presupuestarias son "razonables y realistas" y que el bipartito cuenta "con la legitimidad" de superarlas en los dos ejercicios anteriores. "Incluso debemos aspirar a superarlas también en 2008", apuntó.

Igualmente insistió en que se está "haciendo un esfuerzo de incentivo para minorar" cualquier posible efecto negativo de la crisis hipotecaria originada en Estados Unidos. En este sentido, no prevé grandes consecuencias negativas, pues recordó que el riesgo de las familias gallegas es "menor" porque el peso de los recursos destinados a las hipotecas es "la mitad" que el del PIB.

Aunque ambos no hicieron ninguna referencia al asunto hasta el turno de preguntas, Touriño y Fontenla también abordaron la preocupación expresada por el presidente de los empresarios sobre la prohibición cautelar de ejecutar nuevas construcciones a menos de 500 metros del litoral, que es partidario de reducirlo a uno.

ESFUERZOS EN URBANISMO.

Al respecto, el máximo responsable de la patronal se limitó a decir que puede tratar en persona estos asuntos con el presidente de la Xunta y no sólo a través de la prensa y dijo que lo que le reclamó es que "lo que se pueda hacer en un año, no se haga en dos". "El presidente está haciendo los esfuerzos necesarios en un tema tan farragoso como el urbanismo", agradeció.

Por su parte, Pérez Touriño recordó que la ley vigente "es de 2002 y fue aprobada por otra mayoría" -en alusión al Gobierno del PP- y que cuando el bipartito accedió al poder "sólo tres ayuntamientos estaban adaptados a la normativa y en la actualidad son 16". "Tenemos una línea potente para que ningún ayuntamiento deje de realizar su plan de ordenación urbanística por falta de recursos o medios", dijo.

En cuanto a las reformas fiscales, los titulares de la Xunta y de la patronal mantienen las mismas previsiones que anteriores reuniones, que son reformar en 2008 el impuesto de sucesiones y donaciones a través de una ley propia, así como el de patrimonio, éste en coordinación con el resto de comunidades en la revisión del sistema de financiación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies