Touriño garantiza a las eléctricas que la creación de impuestos se hará "de mutuo acuerdo" y "en el campo de la ley"

Actualizado 22/06/2006 20:44:30 CET

Se declara "poco amigo" de la presencia pública en empresas de energía eólica y asegura que la Xunta "se lo pensará dos veces"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, afirmó hoy que Galicia aspira a "obtener compensaciones" por su "importante contribución energética", pero garantizó que la posibilidad de crear nuevas figuras impositivas se realizará "de mutuo acuerdo" con las empresas eléctricas y "escrupulosamente en el campo de la ley".

En el turno de preguntas en la clausura de las jornadas 'Coyuntura de la empresa gallega: nuevos retos y nuevas realidades", Touriño señaló que se trata de "un tema abierto" porque la Xunta aún está "empezando" a hablar con las empresas de mayor implantación en la comunidad gallega --Unión Fenosa, Iberdrola y Endesa-- para "poner encima de la mesa qué figuras, qué modos y qué maneras" existen para lograr que en Galicia revierta una parte de los beneficios de las hidroeléctricas.

No obstante, Touriño reconoció que "probablemente no se pueda dar sólo en Galicia" una fórmula impositiva sobre la producción de energía, ya que sería preciso plantearlo en el ámbito estatal. Así, explicó que la Xunta estudia conseguir "compensaciones por las implantaciones energéticas" mediante la implantación de un impuesto verde o ecotasa, que aclaró que está "referido estrictamente al coste medioambiental" que generan las infraestructuras de explotación energética.

En cualquier caso, precisó que se trata de "un tema abierto" que el Ejecutivo autonómico aborda "con prudencia", ya que lo que no se puede hacer es "más o menos alegremente anunciar que se va a revisar y poner en tela de juicio lo que está concedido en el marco de un contrato entre el Estado y la actividad empresarial".

"No vamos a hacer nada que finalmente no veamos claro desde la perspectiva del interés general y se dialogará con las empresas", aseveró el máximo mandatario gallego ante los empresarios congregados en las jornadas organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección, entre los cuales figuraban el consejero delegado y vicepresidente de Unión Fenosa, Honorato López Isla, y el director general de Caixa Galicia --la segunda mayor accionista de la hidroeléctrica--, José Luis Méndez.

Según Touriño, Galicia, como "exportadora" de energía, "debe aspirar a un marco razonable y sensato y, por lo tanto, necesariamente dialogado y concertado" con las empresas, puesto que, "por encima de todo", el mundo empresarial necesita "seguridad, solvencia y estabilidad". "Lo que podamos actualizar será de mutuo acuerdo y escrupulosamente en el campo de la ley", proclamó.

ENERGÍA EÓLICA

El presidente del Gobierno gallego se mostró también partidario de desarrollar la energía eólica y reafirmó la apuesta de la Xunta por alcanzar los 6.500 megawatios de potencia instalada, aunque puntualizó que es preciso tener en cuenta que se trata de un sistema de producción "altamente costoso".

Por ello, indicó que se requieren "dosis de racionalidad importantes para no ir al hilo de los más caliente" y hay que ser conscientes del "alto coste" de este sistema de producción energética y buscar "un equilibrio adecuado".

En este ámbito, Touriño confesó que es "poco amigo" de la intervención pública y de la presencia de la Administración autonómica en las empresas eólicas. Así, señaló que "puede haber otros mecanismos de compensación y de participación" en los beneficios derivados de la producción eólica que no sea estrictamente la participación del capital público en una actividad empresarial.

"Nos lo pensaremos dos veces antes de utilizar ese tipo de presencias directas del capital público en empresas de producción de energía y en particular de energía eólica", aseveró.

CÁMARAS DE COMERCIO

Por otra parte, el presidente de la Xunta no cuestió la existenca de las cámaras de comercio, aunque apuntó la necesidad de que realicen "un esfuerzo de modernización y de mayor implicación con el tejido empresarial". Al respecto, comparó estas instituciones con las diputaciones y estimó que ambos entes "tienen una funcionalidad y un sentido", aunque necesitan de "un esfuerzo" para corregir sus mecánicas de funcionamiento.

Pérez Touriño dibujó un panorama económico "optimista" tanto para Galicia como para España y aportó un "mensaje de relativa confianza" al empresariado, ante el cual estimó que no existe "ningún síntoma de alrma o risgo serio en un horizonte razonable".

No obstante, en su intervención inicial en el acto de clausura de las jornadas, apuntó la necesidad de realizar "una reorientación del modelo de crecimiento económico" de Galicia para conseguir "ser plenamente europeos en todos los aspectos desde nuestra identidad".

A su juicio, es necesario reforzar la productividad a partir de cuatro vértices: la apuesta plena por el I+D+i, la formación permanente de los recursos humanos, el fomento de la cultura emprendedora y de la modernización empresarial y afrontar los retos en materia de infraestructuras y equipamientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies