Los trabajadores de Correos estudian ampliar la huelga de la oficina central de Vigo a otras de la ciudad

Vigo Foto Correos
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 16:50:12 CET

Aseguran que están dispuestos a que se pueda llegar a una solución y reclaman a la empresa que negocie

VIGO, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los miembros del comité de huelga en el conflicto de los trabajadores de la oficina central de Correos en Vigo han advertido este martes de que, debido al paro que carteros de estas dependencias mantienen desde hace un mes para protestar por la desaparición de "13 puestos de trabajo", se acumulan más de un millón de envíos y la situación es de "colapso".

Asimismo, aseguran que están dispuestos a que se llegue a una solución al conflicto y reclaman a la empresa que "negocie". Además, advierten de que se están realizando asambleas en otras oficinas de la ciudad con vistas a la posible ampliación de las movilizaciones, tanto con huelgas como con otro tipo de protestas, si la situación actual no cambia.

El representante del sector postal de CC.OO. en la provincia de Pontevedra, Eusebio Cousillas, ha acusado a la dirección de la empresa de "acoso a los derechos de los trabajadores y de la libertad sindical" por la apertura de 14 expedientes disciplinarios. Además, ha considerado que la situación actual del conflicto "obliga" a convocar asambleas en el resto de centros de trabajo, por lo que no descartó la posibilidad de "convocar huelga general" en el sector en Vigo e incluso a nivel de Galicia, así como protestas en Santiago o Madrid.

En ese sentido, Cousillas aseguró que se están produciendo "recortes" en "todas las localidades" de la provincia. Por su parte, el representante de la CIG, Antonio García, ha denunciado que los citados "recortes" son la antesala a una "privatización", lo cual, según añadió, los trabajadores "no van a permitir".

En cuanto a los expedientes disciplinarios, explicó que se abrieron un total de 14 y que la empresa alega "comportamientos intolerantes" y falta de rendimiento durante los días en los que el paro fue parcial --la huelga empezó el día 4 siendo de media jornada y a partir del día 22 se amplió a jornada completa--.

En ese sentido, rechazó los comportamientos que les imputa la empresa, pues afirma que todo lo que se hizo fue "aplaudir" a los compañeros que no secundan el paro, sin que hubiese actitudes violentas. En relación al rendimiento, estimó que en los días de actividad a tiempo parcial, incluso se trabajó "más".

NEGOCIAR

Los representantes sindicales, que realizaron una comparecencia acompañados por trabajadores en huelga, mantienen que la empresa plantea la desaparición de 13 puestos de trabajo, lo que "significa el 25 por ciento" del total de la oficina de la Plaza de Compostela, que da servicio al centro de Vigo --unos 183.000 habitante--. Por ello, rechazan que se trate de un ajuste de cuatro puestos como dice Correos.

Asimismo, explicaron que, en las reuniones que hubo con la empresa --llegaron a celebrarse tres-- se le llegó a plantear pasar de un total de 55 personas dedicadas al reparto a 49, si bien Correos la rechazó. Por otra parte, mantienen que la desaparición de 13 puestos supondrá que a los carteros que quedan se les duplicará el trabajo, algo que, según indican, no podrán asumir.

Los trabajadores rechazan además que el servicio haya disminuido un 33 por ciento como afirma Correos --en esta caída justifica la medida-- y aseguran que, si bien sí han bajado los envíos ordinarios, los certificados y otros con valor añadido han aumentado.

RECLAMACIÓN

Los representantes de los trabajadores en huelga explican que debido a la huelga se acumulan en la oficina de la Plaza de Compostela más de un millón de objetos pendientes de reparto, entre los que se encuentran certificaciones, notificaciones, pruebas médicas, prestaciones por desempleo y de Risga, al tiempo que indican que las empresas también se están viendo perjudicadas. Así, invitaron a la ciudadanía a que "reclame" porque "está en su derecho" y culparon a Correos de la situación.

García ha instado a la empresa a que se siente a negociar y advirtió de que los trabajadores seguirán "hasta el final" pese a la apertura de expedientes. "Correos tiene que tomar la iniciativa y Correos es responsable", aseguró, al tiempo que añadió que "algún gestor debería dimitir" de la empresa.