Los trabajadores de Treves secundan una jornada de paro y piden a Traballo que no apruebe el ERE que supone 133 despidos

 

Los trabajadores de Treves secundan una jornada de paro y piden a Traballo que no apruebe el ERE que supone 133 despidos

Actualizado 20/07/2009 18:14:26 CET

La plantilla descarta una mediación de la Inspección de Trabajo mientras se plantee el cierre del centro de la Avenida de Vigo

PONTEVEDRA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de trabajadores de las dos fábricas de la empresa Treves-Galicia, auxiliar de Citröen, recorrieron hoy las calles de Pontevedra hasta llegar al edificio administrativo de la Xunta, donde se reunieron con el delegado territorial, José Manuel Cores Tourís, quien se comprometió a gestionar una entrevista en Santiago con los responsables de la Consellería de Traballo. Los manifestantes reclamaron que no sea aprobado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que conlleva 133 despidos.

Los trabajadores reclamarán en la reunión con la Consellería de Traballo que no apruebe el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa, que supondría el cierre de la planta textil y el despido de los 133 trabajadoras del centro de producción que Treves tiene en la Avenida de Vigo.

En este primer día de paro, el seguimiento ha sido del cien por ciento, según los convocantes, incluyendo los cerca de 200 compañeros de la nave de O Campiño que han secundado la protesta, aunque en su caso la medida de protesta sólo ocupará la jornada de hoy.

Según comentó el responsable de Textil del sindicato CIG, José Fernández Piñeiro, "la plantilla de Treves descarta una mediación de la Inspección de Trabajo" como solicitó la empresa, al entender que "mientras se contemple el cierre no se podrá llegar a acuerdo alguno".

OFERTA

La dirección de Treves ofrece una oferta económica de 40 días por año trabajado. "Nosotros sólo queremos que se mantengan los puestos de trabajo o, por lo menos, que se les ofrezca una recolocación en O Campiño en función de las dificultades", aseguró el portavoz sindical.

Los sindicatos exigen también a la empresa que retire el ERE al menos hasta septiembre, tras la época estival, para así dar margen a que surja alguna vía de escape que evite todos los despidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies