Al juzgado los 11 detenidos en una operación contra tráfico de drogas

Actualizado 16/01/2015 9:55:32 CET

A CORUÑA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil han procedido al traslado, desde el acuartelamiento de Lonzas en A Coruña, de los 11 detenidos en una operación contra el tráfico de drogas desarrollada el miércoles en varias localidades gallegas, según han informado a Europa Press fuentes de la Benemérita.

   Desde su detención, los detenidos han permanecido en el acuartelamiento de Lonzas a la espera de su puesta a disposición judicial. En el transcurso de este viernes, está previsto que presten declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Ribeira.

   El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de A Coruña llevó a cabo el miércoles un amplio dispositivo policial en el que fueron detenidas estas 11 personas.

   Las detenciones se realizaron de forma simultánea en diversas localidades de las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra, efectuándose cinco registros domiciliarios acordados por la autoridad judicial.

GRUPO CRIMINAL

   Los arrestados supuestamente forman parte de un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas que operaba en las citadas provincias y que, aprovechando dichas actividades, se llegaron a apropiar, "mediante engaño o con violencia e intimidación, del dinero que les ofrecían otros traficantes interesados en adquirirles droga", según indicó el Instituto Armado.

   La investigación que los agentes venían realizando sobre varios de los ahora detenidos, hizo sospechar de su implicación en el asalto ocurrido, a principios del pasado mes, en una casa rural del lugar de Aboi en Muxía, donde se produjo un tiroteo.

   Los responsables de la investigación creen que la relación de la familia de Muxía y las personas que asaltaron su domicilio estaría motivada "por el pretexto de realizar alguna operativa de tráfico de drogas" y que finalmente habría acabado "en un intento de robo con intimidación".

   Además, esta investigación llevada a cabo por la Guardia Civil ha permitido abortar un robo con violencia o intimidación que algunos de los detenidos planeaban cometer contra un empresario ourensano, sobre el cual disponían de amplía información y al que planeaban retener junto a su familia hasta que les entregasen el dinero que tuviera en su domicilio, según los investigadores.

   "La aparente inminencia de esta acción y dado el elevado riesgo que esto suponía para la supuesta víctima y su familia, fue el detonante para que los agentes llevasen a cabo estas detenciones", ha explicado la Guardia Civil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies