Piden 13 años de prisión para un feriante por matar a otro de un golpe en la cabeza en Touro

Publicado 13/01/2018 18:09:49CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Fiscalía solicita 13 años de prisión para un feriante acusado de un delito de homicidio por haber matado a otro de un golpe en la cabeza con un nivel de aluminio de 50 centímetros de longitud, en unos hechos ocurridos en la localidad de Quión, en Touro (A Coruña).

   El juicio se celebrará en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña del 15 al 17 de enero. Según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, los hechos se produjeron el 1 de agosto de 2016 cuando se celebraban fiestas en la localidad de Quión.

   El acusado, J.A.A., nacido en Portugal, intervino en la discusión que su padre, José A., mantenía sobre el lugar de colocación de las barracas con otro feriante, C.I.A., que había instalado sus atracciones en el campo de la fiesta.

   En el transcurso de la discusión, el acusado, "con ánimo de atentar contra la vida de C.", le "propinó un fuerte golpe en la cabeza", con un "nivel de aluminio macizo de unos 50 centímetros de longitud", que había estado utilizando hasta ese momento. Como consecuencia del golpe, C.I.A, "cayó al suelo inconsciente".

   A continuación, el acusado abandonó el lugar mientras su padre, José A., atendía al hombre agredido. Tras recriminarle a su hijo su actitud, éste le contestó "déjelo, que no se muere".

   Ante la gravedad de las heridas sufridas, el hombre agredido tuvo que ser evacuado en helicóptero al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, en donde falleció a las 18,00 horas del 7 de agosto, debido al traumatismo cráneo-encefálico grave sufrido.

   El Ministerio Fiscal indica que el acusado, en el momento de cometer los hechos, "tenía intactas sus facultades intelectivas y volitivas, siendo plenamente consciente de lo que hacía". El fallecido estaba casado y tenía cuatro hijos menores de edad.

   Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio, por el que solicita una pena de 13 años de prisión y el pago, en concepto de indemnizaciones por daños morales, de 120.000 euros a la esposa del fallecido y 90.000 euros a cada uno de sus cuatro hijos. Además, estima que procede mantener la medida de prisión provisional comunicada y sin fianza impuesta a J.A.A. el 26 de agosto de 2016. El acusado carecía de antecedentes penales.