UGT avisa que hay un excedente sin cuantificar en servicios centrales de Novagalicia y CIG pide explicaciones políticas

Actualizado 14/11/2011 20:27:03 CET

Denuncian que falta personal para atender la carga de trabajo en las oficinas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sección sindical de UGT en Novagalicia Banco ha advertido este lunes de que hay un excedente de personal "sin cuantificar" en los servicios centrales de la entidad, que puede derivar en despidos si no se cubren las bajas incentivadas y prejubilaciones previstas, mientras que la CIG ha pedido explicaciones políticas por los cambios en los proyectos que afectan a la Obra Social.

El responsable de UGT en el banco, José Ramón de Pliego-Valdés, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que el nuevo organigrama era necesario, por lo que se ha mostrado "feliz", si bien ha censurado "alguno de los nombres", por tratarse de personas que ya ocupaban cargos de dirección en las cajas.

En este sentido, ha apostado por dar "un margen de tiempo" a los nuevos responsables. Las críticas del sindicalista se han centrado en que "entre 120 y 150 personas" dejarán los servicios centrales y pasarán a la red de oficinas, pero "hay un excedente" en este departamento que no está "cuantificado". "La idea es despedirlo", ha dicho y ha apuntado que la decisión dependerá de si el suficiente personal se acoge voluntariamente a una prejubilación o baja incentivada.

"Me deja cabreado que por que se haga una reordenación del organigrama aparezca la palabra despidos", ha enfatizado de Pliego-Valdés, quien ha recordado que "no era el compromiso que se firmó con el paso --del personal-- al banco ni con la fusión".

Asimismo, ha destacado que en la actualidad hay 250 personas con contratos eventuales "para mantener el trabajo en sucursales", y "aún así, malamente y trabajando de sol a sol". Por ello, ha puesto en duda que los traslados de los servicios centrales sean suficientes para atender la carga de trabajo. "Se puede ver bien en cualquier oficina, todo son colas", ha indicado.

Por su parte, el responsable de CIG-Banca, Clodomiro Montero, ha criticado los cambios en los proyectos que afectan a la obra social y ha dicho no entender que ahora la caja tenga que "revender para comprar acciones del banco que era suyo". "Esto es ingeniería financiera", ha dicho y ha considerado que "alguien debería dar explicaciones, sobre todo en el ámbito político".

"Es momento de que la Xunta dé explicaciones", ha reclamado Montero, que ha recordado que tenía la tutela sobre las antiguas cajas, que ahora se han transformado en un banco. "Están jugando con los puestos de la gente", ha reprochado.

NUEVO ORGANIGRAMA

En cuanto a la creación de dos marcas distintas para operar en Galicia y en el resto de España, la CIG ha dicho estar de acuerdo porque "la fortaleza es Galicia". El organigrama, sin embargo, "es continuísta" y abre espacio para "gente relacionada con el escándalo" de las indemnizaciones.

El portavoz de UGT, por su lado, ha subrayado que la nueva organización es "más plana" y reduce jefaturas, lo cual ha valorado positivamente, así como que la estrategia "se vuelca más con el negocio".

Los sindicatos, que se han reunido este lunes con el presidente del banco, José María Castellano, antes de que este se entrevistase con los medios, han sido informados de la nueva estructura. A la cita ha faltado la CIG, pues ha considerado que la convocatoria es "una maniobra sucia", puesto que los nacionalistas tenían convocada una protesta a la misma hora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies